Trabajo provincial

Editorial 21 de septiembre Por
En la primera mitad el empleo en Santa Fe creció 0,7%, siendo la construcción principal motorizadora.
Durante el segundo trimestre del presente año, conformado por abril, mayo y junio, el empleo tuvo una expansión positiva de 0,7% en la provincia de Santa Fe, porcentual equivalente a 3.646 puestos de trabajo más que en igual lapso de 2016. De tal manera lo indica el informe denominado "Evolución del empleo registrado en Santa Fe", no haciendo otra cosa que ratificar el afianzamiento de la tendencia que se viene observando desde el inicio de la gestión del gobernador Miguel Lifschitz, recordándose que en diciembre de 2015 los empleos formales en la bota santafesina ascendían a 495.072, en tanto que ahora, a mediados de 2017, se ubicaron en 496.278, quedando así plasmado un comportamiento aceptable, pues no sólo se mantuvo el trabajo sino que en algunos sectores determinados hubo crecimiento.
Dentro de esta perspectiva, cabe destacar el plan de inversiones en infraestructura que está llevando adelante el gobierno provincial, generando empleos y afianzando las bases del crecimiento, y por ende el despegue sustentable de la actividad económica.
El sector que tuvo fuerte impulso fue la industria de la construcción, que en los dos primeros trimestres creció a razón de 7,1% siendo la más alta del país, equivalente a 2.234 puestos de trabajo más que en igual ciclo del año pasado.
La fuerte inversión en la obra pública y el acompañamiento del sector privado que también está en alza, han provocado que a fines del sexto mes del año haya 34.973 trabajadores registrados, siendo el lugar de mayor evolución el Gran Rosario con un crecimiento de 8,3%, equivalente a 1.712 empleos, mientras que en Santa Fe subió 1,7% explicando 107 puestos de trabajo más que en 2016.
Por su parte la actividad industrial manufacturera que aporta el 23,2% del empleo "en blanco" total de la provincia, explicando 115.209 empleos, estuvo en un retroceso del 3% en esta primera mitad de 2017, consecuencia del traslado del domicilio fiscal de SanCor Cooperativas Unidas Limitada de Sunchales a la ciudad de Buenos Aires, razón por la cual los empleos vinculados a dicha empresa dejaron de integrar a la base de datos del Observatorio Laboral de Santa Fe, debiéndose finalmente aclarar que este descenso fue por el motivo apuntado y no por la destrucción de empleos. De no considerarse esta situación en el balance final del Observatorio, es decir sacando de la estimación a SanCor, la caída del primer trimestre hubiese sido de 0,1% y en el segundo de 0,5%.
Siempre dentro de la actividad industrial, en los grandes aglomerados la situación es distinta, ya que por ejemplo en el Gran Rosario hubo un crecimiento de 0,8% en el segundo trimestre del año, llegando a 48.645 puestos laborales, mientras que el correspondiente a Santa Fe la tasa fue menos 0,8%, con 9.158 empleos.
Por su parte el comercio concentra el 19,4% del empleo en nuestra provincia, encontrándose en positivo en los dos primeros trimestres tanto en lo que hace al total como en los aglomerados, habiéndose expandido 1,2% equivalente a 1.095 empleos más de los que existían en ese mismo período de 2016. En este caso la expansión de las actividades comerciales es mayor en el Gran Santa Fe con 1,9% que en el Gran Rosario donde fue de 0,8%, explicando 96.114 trabajadores del sector.
Para los dos grandes aglomerados, la síntesis de la primera mitad del año, en cuanto a la evolución del empleo registrado, es bastante diferente pues en el Gran Rosario creció a razón de 2,3% por sobre el promedio provincial explicando 5.746 empleos con lo cual llegó a totalizar 251.449 puestos de trabajo, en tanto que en el Gran Santa Fe experimentó una baja de 0,5% equivalente a 326 empleos, totalizando en consecuencia 73.168 puestos de trabajo.
En cuanto al Observatorio Laboral de la provincia que provee estas estadísticas, obtiene datos del Sistema integrado de jubilaciones y pensiones, cuyo registro fue adecuado para uso estadístico del Ministerio de Trabajo, incluyendo a todos los sectores de la actividad económica de las empresas privadas que presentan sus declaraciones juradas ante la AFIP. Por esa razón este informe no alcanza al empleo público, trabajos en casas particulares, cuentapropistas, ni tampoco trabajo familiar.

Te puede interesar