Por la lluvia, se complica la situación del trigo y la cebada

SUPLEMENTO RURAL 21 de septiembre Por
Según estimó el Panorama Agrícola Semanal, los excesos hídricos acumulados podrían hacer perder unas 70 mil hectáreas de trigo, que se sumarían a las 80 mil que ya se perdieron. Los daños en cebada se concentran en mayor medida en el centro, sudoeste, sudeste de Buenos Aires y sur de La Pampa.
FOTO JUNINYA.COM INUNDACIONES./ No dan tregua en las provincias de Buenos Aires y La Pampa.
FOTO JUNINYA.COM INUNDACIONES./ No dan tregua en las provincias de Buenos Aires y La Pampa.
BUENOS AIRES, 21 (NA). - Los excesos hídricos acumulados podrían hacer perder unas 70 mil hectáreas de trigo, que se sumarían a las 80 mil que ya se malograron por las anteriores inundaciones, mientras que también podrían afectar la producción de cebada.
Así lo consignó el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales porteña al señalar que "estas precipitaciones impactaron también sobre los núcleos de cebada del centro y sur de la provincia de Buenos Aires".
"Acumulando excesos hídricos que afectaron los lotes implantados con el cereal, provocando pérdidas de área que podrían alcanzar las 40.000 hectáreas", confirmaron los especialistas.
Si bien la falta de caminos y el exceso de humedad impide el acceso de los productores a los lotes para cuantificar el área afectada, las pérdidas de trigo tentativas alcanzarían las 150.000 hectáreas para la campaña 2017-2018, concentradas principalmente en las regiones centro, oeste, sudoeste, sudeste de Buenos Aires y Cuenca del Salado; y en el sur y norte de La Pampa.
"Teniendo en cuenta las 150.000 hectáreas que quedaron fuera de la proyección inicial de siembra (5,5 millones de hectáreas), la presente campaña registraría una merma total del área triguera por 300.000 hectáreas", indicaron.
El 45% de las 5.350.000 hectáreas incorporadas presenta una condición de humedad excesiva que no sólo afecta el crecimiento y desarrollo del cultivo, sino que también imposibilita la realización de labores de fertilización y control sanitario.

DAÑOS EN LA CEBADA
Los daños en cebada se concentran en mayor medida en el centro, sudoeste, sudeste de Buenos Aires y sur de La Pampa, regiones que nuclean el 79 % de este cultivo implantado a nivel nacional.
La cosecha de cuadros de maíz con destino grano comercial "continúa transitando su tramo final, con lotes remanentes en las provincias de Córdoba, Buenos Aires y La Pampa, donde las lluvias de las últimas semanas impiden la culminación de las labores".
A pesar de esto, los rendimientos recolectados en los lotes no afectados por estos fenómenos se mantienen cercanos a los promedios de las últimas campañas, manifestaron en el PAS.
"De esta manera, la proyección de producción para este cultivo se mantiene en 39 millones de toneladas para el ciclo 2016-2017", añadieron.
La cosecha registró un progreso intersemanal de 1,1 puntos porcentuales, elevando el área cosechada al 98,1% de la superficie apta a nivel nacional, precisaron los técnicos.

MAIZ Y GIRASOL
El rinde medio nacional de maíz se ubica a la fecha en 8.040 kilos por hectárea, acumulando una producción parcial en chacra superior a los 38.000.000 toneladas.
Respecto del girasol, durante la última semana se registraron precipitaciones sobre gran parte del área agrícola nacional que, si bien complicaron el estado hídrico en Buenos Aires y La Pampa, lograron abastecer de buena humedad a los núcleos girasoleros del norte del país.
Luego de registrar un avance intersemanal de 2,7 puntos porcentuales, el progreso nacional de siembra de girasol alcanzó el 34% de las 1.800.000 hectáreas proyectadas para la campaña en curso.

Te puede interesar