Policía británica detuvo a un joven tras el atentado

Internacionales 17/09/2017 Por
EL ATAQUE AL SUBTE DE LONDRES
LONDRES, 17 (AFP-NA). - La policía británica detuvo este sábado a un hombre de 18 años en el puerto de Dover (sureste) y pocas horas después allanó una casa a unos 20 km de Londres, como parte de sus investigaciones sobre el atentado en una estación de metro de la capital. "Hemos hecho una detención importante en nuestra investigación esta mañana", anunció Neil Basu, un responsable de las unidades antiterroristas de la policía, citado en el comunicado.
La policía del condado de Kent, en el sureste de Inglaterra, detuvo al sospechoso, de 18 años, "en la zona portuaria de Dover" en relación con actos "terroristas", precisó la policía. Las fuerzas del orden mantienen una "actitud abierta" sobre la posibilidad de que haya otros sospechosos, precisó luego Basu.
La ministra de Interior, Amber Rudd consideró que era "demasiado pronto" para decir si el sospechoso era conocido de las autoridades británicas, como afirmó la víspera Donald Trump en Twitter. Las declaraciones del presidente estadounidense molestaron a la primera ministra británica, Theresa May, que replicó instándole a no "especular sobre una investigación en curso".
A primera hora de la tarde del sábado, la policía allanó un domicilio de un barrio residencial de Sunbury-on-Thames, a unos 20 km al suroeste de Londres. Se evacuó el lugar y las viviendas de los alrededores y se estableció un cordón policial en un radio de 100 metros. "No se ha efectuado ningún otro arresto", subrayó la policía.
El atentado -el quinto en seis meses en Reino Unido- ocurrió el viernes en un vagón de metro en hora punta, sobre las 08H20 (07H20 GMT), en la estación de Parsons Green, situada en un barrio acomodado del suroeste de Londres.
Ante el temor a otro ataque "inminente", las autoridades británicas subieron el viernes, por segunda vez en unos meses, la alerta terrorista de "grave" a "crítico", su nivel máximo.
El acto, realizado con un artefacto de fabricación casera y calificado de "terrorista" por la policía, fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).
La primera ministra británica, Theresa May, anunció, en un mensaje televisado, el despliegue de militares en lugares claves no accesibles al público para permitir un aumento de la presencia policial en los transportes públicos. En total, 1.000 agentes han sido reasignados "a través del país", según Rowley, mientras que "hasta 1.000 militares" ocuparán su lugar desde este sábado en sitios estratégicos como las centrales nucleares y otras infraestructuras importantes, comunicó el ministerio de Defensa.

Te puede interesar