Cifras santafesinas

Editorial 15/09/2017 Por
El sector privado creció en el primer semestre, en tanto las cuentas públicas cortaron racha deficitaria.

Las cuentas en la provincia de Santa Fe, muestran dos facetas, aunque con similar tendencia. Es que la actividad económica privada en el primer semestre estableció recuperación en algunos rubros y crecimiento en otros, mientras que las cuentas públicas aunque se recuperaron en julio, hasta entonces venían con cuatro meses consecutivos de condición deficitaria.
Respecto a la actividad económica privada en el mes de junio tuvo un índice positivo de 0,2%, en tanto que la variación positiva interanual de junio a junio fue de 3,2% y el acumulado anual de 2017 de 1,1%, siendo cifras de nivel muy similar al de su último máximo histórico registrado en el mes de julio de 2015.
Esta expansión de la economía santafesina sigue siendo liderada por sectores vinculados con el consumo de bienes durables e inversión, los cuales están incrementándose a niveles superiores en comparación con fases anteriores d crecimiento, lo cual significa un muy buen indicador sobre la mejora de productividad que necesita la provincia para volver y sostenerse dentro del crecimiento constante. Por otro lado, también en junio pasado comenzó a recuperarse un sector sensible e importante como el industrial, aunque todavía alejado de iniciar un proceso de crecimiento.
Lo importante y esperanzador de lo acontecido en el sexto mes del año es que de los 14 indicadores de la actividad económica del índice Icasfe, 9 de ellos crecieron en forma mensual y 11 en la comparación interanual, quedando claro que se trata de una expansión ampliada, que excede la posibilidad de sólo algunos rubros determinados.
La venta de maquinarias agrícolas consiguió el mejor desempeño en el primer semestre del año, subiendo 6,2% en junio y un muy fuerte 87,6% en el año surgiendo de la comparación con junio de 2016. Otros rubros que crecieron sostenidamente fueron el patentamiento de autos con 34%, al consumo de gas 27%, el consumo de cemento 15,9%, la molienda de oleaginosas 8,2% y de energía eléctrica 85%, siempre dentro de la comparación interanual. Cifras porcentuales que describen claramente el buen desempeño de la actividad económica durante el presente año.
En cuanto al trabajo "en blanco", junio significó una mejoría de 0,3% respecto a mayo, mientras que el acumulado anual para el primer semestre tuvo 1,2% positivo.
Sobre las finanzas provinciales también hubo buenas noticias en el primer mes comenzando la segunda mitad del año, pues julio cortó una serie de cuatro meses consecutivos con déficit, volviendo a registrarse más ingresos que egresos. De todas maneras, este segundo semestre lleva un rojo acumulado de 2.890 millones de pesos.
El informe oficial del Ministerio de Economía da cuenta que los ingresos de julio fueron 14.449 millones de pesos, en tanto que los gastos totales se elevaron a 13.719 millones, donde los servicios sociales insumieron el 62% del total, mientras que si agregamos los servicios de seguridad y los económicos, tenemos cubierto el 83% del gasto público. El saldo favorable del mes fue de 730 millones, más aún si tenemos en cuenta que en el mes precedente de junio el rojo había sido de 2.011 millones, recordándose que ya está aplicada la política salarial anual a los diferentes acuerdos realizados por el gobierno y los gremios estatales, dándose por descontado que la evolución inflacionaria no desatará la cláusula gatillo acordada oportunamente con los sindicatos.
Ampliando esta perspectiva financiera, tenemos que en los primeros siete meses del año la provincia reunió ingresos por 86.340 millones, con un crecimiento de 29% comparando con igual lapso que 2016. Los gastos por su parte ascendieron a 89.230 millones, donde se incluyen el impacto de los acuerdos salariales y el aguinaldo correspondiente al primer semestre.
En cuanto a los aumentos, el interanual referido a construcciones fue de 184,1%, en tanto que el gasto en capital se expandió 111,5% "triplicando el crecimiento de los gastos corrientes", según se explicó. Las transferencias a municipio y comunas de enero a julio sumaron 9.479 millones de pesos, con una suba de 31,9% respecto al año pasado. 

Te puede interesar