Detuvieron al exjefe de la Policía de la provincia

Policiales 13/09/2017 Por
COMISARIO GENERAL RAFAEL GRAU. EN UNA CAUSA POR CORRUPCION
FOTO ARCHIVO RAFAEL GRAU. Era el Jefe de la Policía de Santa Fe cuando ocurrieron los hechos investigados.
FOTO ARCHIVO RAFAEL GRAU. Era el Jefe de la Policía de Santa Fe cuando ocurrieron los hechos investigados.

El exjefe de la Policía de Santa Fe, comisario general retirado Rafael Grau, fue detenido ayer al mediodía, en su casa de Castelli al 4000 de la capital provincial. 
La detención se dio en el marco de una investigación por corrupción policial por la presunta comisión de delitos contra la administración pública ocurridos en el departamento Logística (D-4) de la Policía de Santa Fe. El operativo fue ordenado por el fiscal de la Fiscalía Regional I del MPA, Roberto Apullán. 
De este modo, además de Grau, fueron detenidos también otros dos policías en actividad, en la causa relacionada al arreglo y cambio de repuestos de móviles policiales.
Las detenciones se produjeron en allanamientos realizados en domicilios particulares y en la sede de la Jefatura de la Policía Provincial en la ciudad de Santa Fe. 
El segundo policía detenido también es un hombre mayor de edad cuyas iniciales son AHV, quien actualmente -y al momento de los hechos que se investigan- es el habilitado de la Jefatura de la Policía de la Provincia. En tanto, el tercer policía detenido es JML, quien al momento de los hechos investigados era el jefe del Departamento Logística de la Jefatura de la Policía de la Provincia.
Además, se ordenó la detención de otros cinco civiles que también estarían relacionados con la comisión de los delitos, informó oficialmente el Ministerio Público de la Acusación. 
Los allanamientos realizados en el mediodía de ayer para detener a los tres policías, fueron realizadas por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Por su parte, integrantes de la Policía de Investigaciones (PDI) está realizando los trabajos para detener a los cinco civiles.

MANIOBRAS
La investigación que dirige el fiscal Apullán se inició el miércoles 4 de mayo de 2016 y contó con la colaboración del personal de la dirección de Asuntos Internos de la Policía Provincial.
Las tareas del fiscal del MPA comenzaron a raíz de una presentación realizada en la Fiscalía por el propio ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, en la que indicó que recibió un sobre cerrado con una denuncia anónima referida al tema.
Los delitos que investiga el fiscal son maniobras defraudatorias en perjuicio de la administración pública, relacionadas con el arreglo y cambio de repuestos de móviles policiales de la Jefatura de la Policía de la Provincia, en la que estarían involucrados funcionarios policiales y particulares.
En el marco de esta investigación, el año pasado se realizaron seis allanamientos y fueron secuestrados cinco automóviles, cuatro camionetas y un colectivo, todos vehículos oficiales de la fuerza.
Por su parte, dos peritos mecánicos de Gendarmería Nacional realizaron pericias en los 10 móviles para determinar la existencia -o no- de los arreglos; en caso de que se hubieran hecho, el tiempo en el que fueron realizados; y los cambios -o no- de repuestos.
El 31 de mayo de 2016, se informó oficialmente que los peritajes establecidos por la fuerza federal arrojaron que la mitad no habían sido reparados ni tampoco tuvieron alguna intervención mecánica en los talleres donde se contrató el servicio.

Te puede interesar