Robo de bicicletas: una ordenanza que en la ciudad ya nadie utiliza

Locales 11 de septiembre Por
Los rafaelinos ya han dejado de realizar el trámite de acuñado de bicicletas. Una ordenanza que fue establecida en el 2004, pero que con el tiempo, ha dejado de tener vigencia.
Forni bicicleta

Por Pablo Urso (Redacción LA OPINION). - El 12 de agosto del 2004 el Concejo Municipal de nuestra ciudad buscaba la manera de ejercer un mayor control sobre las transferencias de propiedad de bicicletas, a fin de contribuir a la eliminación de robos de rodados.
La misma era impulsada por el ex concejal Félix Lolo Bauducco, cuando en Rafaela se hurtaban muchas más bicicletas de las que se roban ahora (al menos así lo indican las estadísticas) y los vecinos exclamaban fervientemente por alguna solución o alguna implementación de medidas que registren los cambios de propiedad de los rodados y que sientan importantes antecedentes para esclarecer los delitos por sustracción de bicicletas y contribuir a su identificación.
El expediente fue el C.M. Nº 05175-1 y las Ordenanzas Nº 3523 y 3545, donde quedaba establecido en el ámbito del Municipio de Rafaela de forma permanente, el sistema de acuñado de bicicletas a través de una clave única registrable en el cuadro del rodado y que constara de once dígitos, de los cuales el primero identifica el tipo de Documento, los ocho siguientes el número de Documento, y los dos últimos indicaran la cantidad de rodados registrados en propiedad del Titular del bien, según los datos del Municipio. El propietario podrá exigir, el acuñamiento del número en otros lugares del rodado, si el material del mismo lo permite.
Se explicaba que las personas que hayan cumplido los 16 años de edad llevarán en sus rodados acuñado el número de su Documento de Identidad, en tanto que los menores de dicha edad deberán llevar acuñado el número de Documento de alguno de sus padres o tutores. En tanto, todo propietario de bicicletas debía acreditar sus datos y los del rodado de su propiedad en forma obligatoria en el Registro de Identificación y Antecedentes de Propietarios de Bicicletas, que será de carácter permanente.
Además, todo ciclista estaba obligado a demostrar en la vía pública la propiedad del rodado ante quien corresponda, con la presentación de su Documento de Identidad o fotocopia autenticada del Titular ante autoridad competente, o la que las reglamentaciones del Departamento Ejecutivo Municipal establecen al respecto. La violación del presente artículo implicará la retención y secuestro del rodado por parte de la autoridad correspondiente. El rodado secuestrado podrá ser retirado por su propietario con la presentación de los documentos pertinentes, en un plazo no mayor a 60 días.
Pero parece ser que todo quedó en la nada, al menos para los usuarios de esta norma. Algo que en un principio fue “furor” por la cantidad de denuncias y consultas que se hacían, pero con el tiempo, este ejercicio se fue debilitando: “el vecino ha dejado de realizar el trámite de acuñado de bicicletas. Es más, hoy ya hace mucho tiempo que no se realiza”, le dijo a LA OPINION Gabriel Fratini, director de Protección Vial y Comunitaria del Municipio local.
Además, agregó que hoy por hoy “este trámite no está muy entre la gente, más allá de que en aquel entonces cuando nació esto había un gran robo de este vehículo. Más allá de que hoy sigue pasando”, dijo Fratini.
Vale mencionar que los comercios habilitados que compren, vendan o permuten bicicletas, sean estas nuevas o usadas, deben constatar dichas operaciones en una planilla cuyos requisitos formales y contenidos serán especificados mediante reglamentación del Departamento Ejecutivo Municipal. “Las bicicleterías o los comercios habilitados para vender ese vehículo hacen planillas de las ventas y eso se informa como siempre. Pero la Ordenanza fue perdiendo vigencia entre los rafaelinos”, dijo el funcionario.
Las bicicletas deberían contar con dispositivos de seguridad reglamentarios (los denominados "ojo de gato") que serán de color rojo en la parte trasera y blanco en la parte delantera. Asimismo deberán llevarse en los rayos y pedales. En tanto, todo lo referente a las formas y lugares autorizados para el acuñamiento de bicicletas, como los datos a constatar en el Registro de Identificación y Antecedentes de Propietarios de Bicicletas serán reglamentados por el Departamento Ejecutivo Municipal.
Sin lugar a dudas que al pasar el tiempo y al no ser tan popular, la gente deja de interesarse y no le dedica el tiempo que debería para recuperar su bicicleta.

Te puede interesar