Financian carne que produce en laboratorio

SUPLEMENTO RURAL 07 de septiembre Por
Ya se está produciendo en Estados Unidos, asociándose Cargill y Bill Gates. Se logra a través de células, anticipándose que en el futuro ya no será necesario matar animales.
FOTO ELOBSERVADOR CARNE. Surgida del laboratorio, tierna y de gran sabor.
FOTO ELOBSERVADOR CARNE. Surgida del laboratorio, tierna y de gran sabor.
Gigantes agropecuarios como Cargill se unieron al fundador de Microsoft, Bill Gates, y a otros multimillonarios para invertir en la tecnología de producir carne a partir de las células de los animales. Memphis Meat, que produce carne vacuna, de pollo y pato directamente de las células de los animales sin necesidad de criarlos y faenarlos, recaudó US$ 17 millones de inversores entre los que se encuentran Cargill, Gates y el multimillonario Richard Branson. Hasta al momento la firma ha recibido inversiones por US$ 22 millones.
Una firma de capital de riesgo, DFJ, fue la encargada de atraer a los inversores. Este grupo participó en su momento en la recaudación de fondos para empresas como SpaceX, Skype y Tesla. Memphis Meat utilizará los fondos para aumentar la capacidad de producción y para nuevas investigaciones. El objetivo, entre otros, es reducir el precio de este tipo de carne.
Branson dijo a la agencia Bloomberg estar “emocionado” de haber invertido en Memphis Meat. “Creo que en 30 años no necesitaremos matar ningún animal y toda la carne provendrá de este tipo de producción, tendrá el mismo sabor y, además, será más saludable para todos”. Bloomberg destacó que la inversión en Memphis Meat es una de las últimas movidas de los grupos productores de alimentos para responder a los consumidores, especialmente los llamados Millenials, quienes están dejando su marca en el mercado alimenticio estadounidense. Esto se nota en la creciente demanda por productos orgánicos, en alimentos que son considerados sustentables y la mayor atención a cómo se trata a los animales.
La encargada de inversiones de Cargill Protein, Sonya Roberts, dijo a Bloomberg que la producción convencional de carne y la de empresas como Memphis Meat tendrán en el futuro su papel en satisfacer la demanda. Ya otros gigantes cárnicos han dado pasos en el mismo sentido que Cargill. Es el caso de Tyson Foods, el mayor productor estadounidense de carne, que creó un fondo de capital de riesgo enfocado en compañías para “atender sustentablemente” la demanda de la creciente población mundial.
En diciembre pasado compró parte del paquete accionario en la firma que produce carne a base de vegetales, Beyond Meat, en la que Gates fue uno de los primeros inversores. En tanto, a comienzos de agosto la firma productora de hamburguesas en base a proteína vegetal, Impossible Foods, recaudó US$ 75 millones en fondos con lo que llegó a un total de US$ 250 millones. La última inyección provino de un grupo liderado por el fondo soberano de Singapur –Temasek– y que también incluyó a Gates y a Li Ka-Shing, la tercera persona más rica de Asia.
Impossible Foods dijo que el dinero ayudará a ampliar la distribución de sus productos no solamente en Estados Unidos sino también en otros países. Asimismo se utilizará en una nueva planta en California que podría producir hasta 454 toneladas de carne por mes.

Te puede interesar