Empleo provincial

Editorial 02 de septiembre Por
En los últimos 20 años el empleo privado creció 83,9% y el público 52%.
Los ciclos económicos, con sus vaivenes, son los que determinan el crecimiento o la disminución del empleo privado, tal queda claramente reflejado en las estadísticas aquí en la provincia de Santa Fe. De tal manera se advierte lo ocurrido en las últimas dos décadas, es decir desde 1996 a 2016, en un informe elaborado y difundido por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, pudiéndose destacar como primera reflexión que los sectores comercio, industria manufacturera y algunos rubros de los servicios fueron los que estuvieron al frente en la generación de puestos de trabajo.
El análisis considera de manera positiva lo sucedido en el ciclo 2002/2008, durante el cual la actividad de la economía tuvo una expansión positiva de 63,5%, acompañando la creación de empleo privado con un 62,2%, pero en cambio todo fue muy negativo en el breve período 2000/2002 cuando las tasas fueron decrecientes en 16,6% y 6,9% respectivamente.
Entre 2002 y 2011 se ve una suba en el crecimiento, pero luego desde el último año referido en adelante, comenzó una tendencia que fue convirtiéndose en una meseta, lo cual desde ya es retroceder, pues la población mantiene su constante incremento y por lo tanto la necesidad de creación de puestos de trabajo. Al no darse tal circunstancia es como que se va ampliando la franja de los desocupados. 
El crecimiento del empleo en el sector privado de nuestra Provincia, en el aludido lapso de 20 años, fue del 83,9%, ya que en 1996 había 286.891 puestos laborales y en 2016 alcanzaron a 527.572 empleos.
La variación acumulada en ese ciclo de 20 años, da cuenta que la educación se ubica al frente con la creación de 32.815 empleos lo cual arroja una expansión de 328%; sigue luego hotelería y restoranes con 9.885 empleos sumados para llegar a 189,5%; la construcción en tercer término con 19.017 puestos nuevos y 119,8% de expansión; servicios de transporte de almacenamiento y comunicaciones sumaron 23.514 empleos con 108,1% de suba; comercio por mayor y menor creó 50.936 puestos y se expandió a razón del 99,3%; servicio comunitarios y personales aportó 16.724 nuevos puestos con 89% de alza; servicios inmobiliarios con 23.464  y 87,5%; intermediación financiera y otros servicios financieros 60,4%;  industria manufacturera 44.043 y 49,6%; servicios sociales y de salud creó 7.217 empleos y 46,4% de crecimiento; electricidad, agua y gas generó 1.244 empleos con crecimiento de 40%; agricultura y ganadería sumó 5.981 con el 30%; y explotación minera y canteras agregó 5 empleos con 1%. 
Ese detalle de actividades que generaron empleos en ese período entre 1996/2016, da cuenta en los totales que en 1996 había 286.891 asalariados del sector privado y que en 2016 pasaron a ser 527.572, con una diferencia positiva de 240.682 empleos creados durante el período analizado, significando una expansión del 83,9%.
Pero ¿qué pasó en ese mismo lapso de 20 años en el empleo público en la provincia? Pues en 1996 había 91.449 agentes, que pasaron a ser 139.004 en 2016 con una suba de 47.555 nuevos empleados, significando un porcentual del 52%. 
La educación y enseñanza, que fue la de mayor expansión porcentual, tenía en 1996 10.005 empleos pasando a contar 42.820 en 2016, con la generación en ese lapso de nada menos que 321.815 y el elevado 328%. Claro, que en cantidad propiamente dicha el sector que generó más empleos fue el comercio tanto al por mayor como por menor con 50.936 nuevos puestos, aunque su porcentaje fue de 99,3%, pues partió en 1996 de una base más amplia. En porcentaje otro muy destacado es el rubro hotelería y restoranes con 189,5% generando en esos 20 años 9.885 nuevos empleos, lo cual puede encontrar explicación en la expansión de la actividad turística.
Tomando sólo educación y servicios, entre ambos generaron 171.418 empleos, siendo sectores que se comportaron tal como sucede en el mundo entero. El trabajo del Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio, dice que "en este marco, hay que trabajar en la implementación de acciones que permitan la compensación entre distintas ocupaciones disminuyendo el impacto de avance de la robotización y la tecnología sobre la estructura del mercado de trabajo actual".

Te puede interesar