El boom automotor

Editorial 30 de agosto Por
Este año podría ser el segundo mejor de la historia con 850.000 vehículos.

El mes de agosto a punto de concluir, se dispone a convertirse en otro escalón muy importante en la arremetida de expansión que viene teniendo el sector automotriz, ya que hasta el momento los patentamientos habían aumentado nada menos que 25% comparado con el año pasado, apuntando a estar por encima de las 80.000 unidades. Es así entonces que transcurridos los primeros ocho meses del año se logrará superar los 600.000 vehículos, superando ya la línea de todo el año 2015, el último que tuvo a su cargo el kirchnerismo. 
De tal manera, esta muy buena señal que da un importante sector de la economía, está haciendo que 2017 pase a convertirse en el segundo mejor año de la historia del sector automotor, lo cual es un logro realmente significativo, marcando claramente la pauta que aún cuando esta expansión que también se viene afianzando en otros indicadores no ha llegado todavía a ser un derrame de mayor amplitud, vienen dándose las condiciones para que sea de esa manera en un futuro muy cercano..
Debe recordarse que el año 2013 conserva el récord con 956.000 unidades, habiendo sido un período en el cual las restricciones sobre el dólar oficial alcanzaron su máxima expresión, con una brecha de nada menos que el 70% entre el oficial y el blue, por lo cual la gente que disponía de ahorros y también la que no los tenía pero optaba por los planes de financiación, se refugiaba en la compra de automóviles. Es que, ampliando lo que sucedía ese año, debemos decir que los precios de los cero kilómetros se regían por la cotización oficial, con lo cual el negocio estaba asegurado para el comprador, constituyendo una de las pocas opciones de tener un mecanismo de defensa contra la inflación, ya que la compra de billetes dólar estaba restringida y la otra posibilidad, la de invertir en ladrillos, requería de ahorros de mayor volumen, al alcance de pocos. 
Todo ese tipo de maniobras, que produjeron un descalabro en la economía, llevaron a la devaluación de 2014 dispuesta por el entonces ministro Axel Kicillof -el mismo que ahora da consejos sobre la forma de revertir una situación crítica tal como describe-, además de reforzar el cepo sobre la divisa extranjera y limitar absolutamente las importaciones. 
Volviendo al sector automotor después de este repaso para poner en situación los hechos y realidades, las estimaciones para este 2017 dan cuenta que la cantidad final estaría en alrededor los 850.000 vehículos, de modo tal que pasaría a convertirse en el segundo mejor año de la historia, detrás del mencionado 2013, y además, quedando muy cerca de aquella cifra histórica de 956.000 unidades.
Tomando el lapso desde enero a agosto los patentamientos se incrementaron 31%, por lo cual haciéndose proyecciones sobre este dato, la producción final podría estar en el orden de los 920.00, si se toma que en 2016 hubo 710.000 unidades.
Un aspecto que no puede obviarse y que motorizó este boom en la Argentina fue el de la crisis brasileña, la cual provocó que se volcara su producción automotriz con mayor fuerza hacia nuestro mercado, advirtiéndose claramente en una confrontación de precios entre las diversas marcas, que se tradujeron en importantes y constantes bonificaciones, de gran impacto para lograr subir vertiginosamente las ventas, acompañado además por un sistema de financiación más amplio para todas las posibilidades, quedando comprobado con el hecho que el 51% de los automotores que se venden es a través de los planes de ahorro o crédito, existiendo un dato que es contundente en tal sentido: los precios de los automotores crecieron este año por debajo del nivel inflacionario. Esto queda demostrado con algunas estadísticas privadas dando cuenta que mientras la inflación fue de 15% en el período analizado, los autos aumentaron 8,5%, por lo cual todo este mix de cuestiones convergen en hacer más accesible la compra de un cero kilómetro.
Sin embargo, no todas son flores, pues lo que preocupa es que este boom de ventas del sector automotriz, esté dándose pero en el marco mayor de unidades importadas, ya que nada menos que el 70% de los comercializados llegan desde el exterior, de manera especial Brasil. Por lo cual es seguro que este 2017 también alcanzará el récord de mayor importación, incluso superando a 2013 cuando el dólar blue subsidiaba la compra de vehículos en otros países. Este es negativo.

Te puede interesar