Indicadores en alza

Editorial 28 de agosto Por
La economía y la confianza de consumidores están en alza. Una señal positiva.
Existen algunos indicadores que resultan clave para calibrar el comportamiento social, como lo son por ejemplo el del crecimiento de la economía, que en el mes de junio subió 4 puntos, y el de la confianza de los consumidores, con alza de 11,8 por ciento en agosto. Se trata de dos aspectos que aportan aire fresco y más que nada la perspectiva que en poco tiempo esta mejoría comience a advertirse en los bolsillos de la gente.
La expansión de la economía tuvo un 4% significativo en el mes de junio, cerrando la mitad del año en positivo, con un crecimiento de 2,7% en el segundo trimestre, en tanto que si se toma el semestre la suba fue de 1,6%, quedando más que claro que todo anduvo de menor a mayor, siendo también favorable que haya ocurrido de esa manera, pues en caso de afianzarse esa tendencia, esta segunda parte del año de la cual ya hemos recorrido un tercio -julio y agosto- puede llegar a ser mucho más positiva. Tales indicadores fueron publicados por el Estimador Mensual de la Actividad Económica, teniendo origen en el INDEC, un organismo que volvió a ser insospechado luego del reordenamiento realizado tras la manipulación de cifras durante el gobierno anterior.
De repartirse la actividad económica por sectores, tenemos que la construcción con 13,2% fue la de mayor crecimiento en el sexto mes, mientras que la pesca lo hizo a razón de 7,3% y la industria manufacturera 6,2%, aunque también hubo malas noticias dentro de esta misma perspectiva, pues la minería experimentó una retracción de 5,6%, viviendo con una caída que lleva enhebrados tres semestres consecutivos.
Existe optimismo en cuanto al comportamiento en general de la economía, ya que están reactivadas las exportaciones, la inversión y el consumo, constituyendo un trípode de significación por la expansión que tienen hacia todo el conjunto.
Volviendo a la confianza de los consumidores, en agosto pegó un salto de 11,8% como hacía tiempo no sucedía, poniendo de relieve que la gente está creyendo en lo que está ocurriendo en el país. Debe dejarse aclarado que no se trata de una medición oficial, sino que este índice de confianza lo releva la Escuela de Negocios de la Universidad Di Tella, habiendo efectuado la toma de datos en la primera quincena del mes.
Esta mejoría de 12,1% respecto al resultado del mes de julio, reiteramos, es una muestra de confianza en la política económica, que también tuvo un respaldo de tal naturaleza en las elecciones primarias recientes. Existen además algunas divisiones interesantes para profundizar el análisis, ya que mientras en la ciudad de Buenos Aires la confianza creció 1,5%, en el Gran Buenos Aires 13,4% y el interior del país 8,5%, cuyo promedio significó una importante recuperación luego de las caídas de 6,9% en junio y 8,1% en julio. 
Para llegar a la constitución del índice final existen diversos subíndices que luego se van combinando, entre los que situación personal creció 9,4%, bienes durables subió 8,1% y el mayor salto fue en situación macroeonómica con 16,5%, en todos los casos tomando como punto de referencia los índices de julio anterior. En cuanto al apartado distribución de ingresos, uno de los más interesantes sin dudas, para el sector de mayores ingresos la confianza creció 5,9%, mientras que los encuestados con menos ingresos el 16,1%. En este último caso, bien puede tomarse como que la mejoría económica estaría comenzando a sentirse en la calle, tal como lo vienen predicando desde hace tiempo el gobierno, siendo la primera vez que este índice acompaña la postura oficial.
La suba interanual de 4% del mes de junio fue la mayor desde los meses de julio y agosto de 2015, contando con el respaldo de casi todos los indicadores privados y también los que producen las entidades bancarias, que el consumo está decididamente en alza, en muy similar nivel al que existía en 2015.
En general hay coincidencias entre los economistas de diferentes corrientes e ideologías, aunque muestras diferencias en algunos aspectos macro, en cuanto a que la expansión seguirá afianzándose en los meses de septiembre y octubre. 

Te puede interesar