Según Telecom, la antena no genera riesgos para la salud

Locales 22/08/2017 Por
La empresa teléfonica busca llevar tranquilidad a los vecinos de barrio 17 de Octubre que manifestaron su preocupación por los efectos de la antena y pidieron la intervención del Concejo. Para Telecom, la fuerte regulación en el sector protege la salud de las personas. Y rescató los resultados de una reciente medición del ENACOM.
FOTO PRENSA TELECOM PERSONAL SAAVEDRA. Dijo que los fuertes controles de los organismos es una garantía para la gente.
FOTO PRENSA TELECOM PERSONAL SAAVEDRA. Dijo que los fuertes controles de los organismos es una garantía para la gente.
El impacto de las emisiones no ionizantes de la telefonía móvil en la salud de las personas es materia frecuente de preocupación. La decisión de la empresa Telecom Personal de colocar una antena en un predio de barrio 17 de Octubre de esta ciudad para mejorar la calidad del servicio que presta a sus usuarios renovó el debate con un tono local: un grupo de vecinos manifestó su oposición a que se levante esa estructura en el sector e incluso presentó un pedido para que el Concejo Municipal intervenga en el asunto. 
Si bien el Ejecutivo había autorizado la colocación de la antena, finalmente por ahora quedó suspendida. La semana pasada, el Ente Nacional de las Comunicaciones (Enacom) y la empresa Telecom Personal también solicitaron audiencia ante los concejales -los pedidos ingresaron el jueves pasado- con el objetivo de aportar información que tranquilice a los vecinos. 
El responsable de Relaciones Gubernamentales y Comunicación del Grupo Telecom Argentina en la Provincia de Santa Fe, Alejandro Saavedra, sostuvo que "nuestra prioridad es transparentar toda la información disponible porque queremos que la gente se quede tranquila, de que todo se está realizando en base a la legislación y normas que regulan la instalación de antenas y con un fuerte control de los organismos con competencia en la materia". 
"Tenemos la autorización formal del Municipio para instalar una antena en el predio de la concesionaria Amiun de Rafaela en el marco de un proceso de mejora del servicio de comunicaciones móviles que estamos haciendo en toda la Provincia y en particular en Rafaela. Forma parte de un plan de inversiones que contempla la colocación de otras dos antenas en el sector norte de la ciudad, aunque aún no está determinado el espacio debido a que estamos en trámite. El servicio de telefonía móvil en la ciudad no es el que el cliente espera, por lo cual implementamos este plan de inversiones", explicó Saavedra en una entrevista con LA OPINION desde su oficina en la ciudad de Santa Fe.
Para el ejecutivo, "el diferendo que existe con un grupo de vecinos  ha crecido en términos de exposición pública, lo cual nos llama la atención, de todos modos, entendemos el reclamo y aceptamos que las preocupaciones que tienen son legítimas, por eso queremos aportar información en especial a lo que han planteado en torno a las radiaciones no ionizantes (RNI)". 
La primera carta que jugó en este debate Saavedra es un reciente relevamiento efectuado en Rafaela por el Enacom y que abarcó 2.344 puntos de medición en la ciudad. "El estudio se hizo el año pasado y sobre el máximo permitido estamos en el 5,1%, por tanto la normativa federal en materia de control de emisiones de radiaciones se cumple perfectamente porque si tenemos 100 puntos como máximo, hoy estamos en el 5,1%". 
El ejecutivo jerarquizó el resultado de este relevamiento "porque es muy importante para llevarle tranquilidad a los vecinos con cuestiones técnicas que no hemos hecho nosotros, esto es una medición del Enacom en septiembre del año pasado que incluso se puede chequear en el sitio http://enacom.gob.ar/antenasamigables donde hay un mapa de todo el país". 
Saavedra enfatizó que "el estudio muestra que en ningún caso hay niveles para preocuparse en Rafaela sobre las radiaciones no ionizantes sino que están muy bajos y además con un estricto control de los organismos reguladores". Agregó que "el interés de los vecinos lo compartimos, no nos interesa hacer negocios o mejorar el servicio a costa de la salud de los ciudadanos, creemos que las antenas tienen que tener sus controles y de hecho los tienen, hay una regulación federal en la materia que es muy estricta y nosotros como empresa dedicada a brindar servicios somos los principales interesados en cumplir esta legislación".
Más allá de la preocupación ciudadana, el responsable de Relaciones Gubernamentales y Comunicación de Telecom resaltó que "también es muy importante que el vecino entienda que las antenas deben estar dentro de las ciudades porque son vitales para lograr una mejor comunicación, y esto hace que las emisiones de los celulares sean menores". Y dio una comparación para dejar en claro la perspectiva: "Las antenas son como la iluminación pública de una ciudad. Las luminarias tienen que estar en las calles y las plazas. Las antenas deben estar en las ciudades porque de lo contrario no hay forma de que las comunicaciones existan".
Saavedra indicó que en Rafaela, Telecom Personal cuenta con cuatro antenas en servicio y proyecta sumar otras tres antes de fin de año. "Instalar la antena en barrio 17 de Octubre es parte de un programa de inversiones. Y ante el incremento de la cantidad de celulares y del uso que se le da a las redes, entonces siempre se necesitarán nuevas antenas. La red de celulares es dinámica, se necesitarán más antenas", puntualizó. "Los procesos de autorización para colocar las antenas son exhaustivos en la Municipalidad de Rafaela, lo que también debe llevar seguridad a la gente. 
Para poder obtener esta habilitación, debemos presentar documentación certificada por profesionales para la construcción civil y técnica, pero también estudios de impacto ambiental sobre las radiaciones que esa antena va a emitir en el futuro", expresó. "La antena ni bien se pone en funcionamiento es sometida a un análisis y una medición bajo declaración jurada, que luego verifica el Enacom sobre la potencia de la antena que esté en los límites de la regulación federal", consideró.

ARGENTINA Y EL MUNDO
Para poner en magnitud el problema de la falta de antenas que se advierte en la Argentina y que por tanto repercute en la calidad de servicio que reciben los usuarios, Saavedra recurrió a un informe a escala global que se encuentra en la página del Enacom. Por cantidad de habitantes, en Tokio hay una antena de telefonía móvil cada 99 usuarios, en Londres cada 260 y en Buenos Aires cada 4.076. "Las ciudades más avanzadas del mundo, en especial en cuestiones de medio ambiente y sustentabilidad, con fuertes regulaciones tienen una mayor cantidad de antenas", señaló. 
"Estamos abiertos a los controles que hacen el Municipio, la Provincia y la Nación porque no tenemos nada que ocultar. Queremos remarcarles a los vecinos que hay evidencia técnica de un organismos que nos regula, nos controla y nos sanciona que en Rafaela estamos en el 5,1% de emisiones de un máximo de 100 puntos", reiteró.

Te puede interesar