Tres controles a cargo de personal policial

Policiales 21/08/2017 Por
Fueron realizados por la tarde, transcurriendo con normalidad. En cambio durante la madrugada hubo altercados durante controles de alcoholemia.

Continúan por parte de organismos policiales los controles de tránsito. En este caso, reiterando los que vienen cumpliéndose casi diariamente, fue el sábado por la tarde en la esquina de Ayacucho y Balcarce, a cargo de personal del Comando Radioeléctrico.
Durante el mismo se procedió a identificar 14 motocicletas, 3 automóviles, en tanto que una persona fue trasladada en calidad de demorado a la sede policial.
Con horario posterior tuvo lugar otro operativo, en este caso en Zavalla y Luis Maggi, chequeándose 20 motos y 20 personas, sin novedades para aportar, a cargo del Cuerpo Guardia de Infantería.
Finalmente se completó con un tercer control en Francisco Ramírez y Aguado, por parte nuevamente del Comando Radioeléctrico, siendo chequeadas 10 motos, 13 personas con dos individuos trasladados a sede policial en averiguación de antecedentes.
   
LO DE SIEMPRE
Las madrugadas de los domingos o bien de los días feriados, en Rafaela suelen ser muy alteradas en cuanto al tránsito, con velocidades que alcanzan registros notables -tanto en automóviles como motocicletas-, y bastante seguido con conductores alcoholizados y tal tez afectados por algunas otras sustancias -según refieren quienes participan de esta clase de procedimientos-, generando situaciones muy peligrosas tanto para ellos mismos como para quienes, por diversas circunstancias, deben movilizarse por las calles de la ciudad en esos horarios.
Siempre se generan además altercados de fuerte contenido, ya que al ser sorprendidos tales conductores con alta graduación alcohólica en su cuerpo reaccionan agresivamente, a veces con violencia física, llegándose a instancias de lamentar tanto con los transgresores como con los que realizan los controles.
Uno de esos episodios, que son habituales, se registró cerca de las 6 de la mañana de ayer domingo, cuando fue detenido el conductor de un automóvil que circulaba a excesiva velocidad, generando riesgos muy grandes. El mencionado, tenía casi 2 gramos de alcohol en sangre -cuatro veces lo permitido-, reaccionando violentamente contra el personal de la Guardia Urbana que intervino en el procedimiento, por lo cual debió requerirse la presencia policial. 
Otro hecho violento también ocurrió en esa misma madrugada, cuando en un control de alcoholemia le fue retenida la motocicleta a un irascible conductor en bulevar Santa Fe, quien reaccionó aplicando un golpe al inspector que intervenía en el hecho.



Te puede interesar