Escuela local segunda en la instancia intercolegial

Información General 12 de agosto Por
Se trata del equipo que representa a la Escuela Domingo de Oro que obtuvo el pasaporte a la instancia nacional que tendrá vigencia en octubre en Río Cuarto.
FOTO PRENSA ESCUELA// OLIMPIADA./ Los educandos durante la competencia.
FOTO PRENSA ESCUELA// OLIMPIADA./ Los educandos durante la competencia.
El  pasado  jueves, 10 de agosto, en la sede  de la E.E.S.O. N° 253 “Mariano Moreno” de la localidad de Progreso, se realizó la instancia intercolegial de la Olimpíada Argentina de Biología XXVI edición. En esta instancia participó nuevamente la E.E.S.O. N° 204 “Domingo de Oro” de nuestra localidad, representada por Lucía Berón, Mariano Brasca y Martín Soria; quienes fueron coordinados por el Prof. Sebastián Garetto.
Además de la escuela local, participaron instituciones de otras localidades de la provincia: E.E.S.O. N° 341 “Simón Bolívar” (Nelson); E.E.S.O.P.I. N° 3124 “Corazón de Jesús” (San Carlos Centro); Escuela Normal Superior N° 30 “Domingo F. Sarmiento” (Esperanza); E.E.S.O. N° 253 “Mariano Moreno” (Progreso) y la E.E.S.O.P.A. N° 3079 (Sunchales)
Esta instancia, consistió en un examen práctico grupal, de una hora y media de duración, sobre cuestiones referidas a genética (los temas del examen práctico van cambiando en cada instancia y en cada año), y luego, un examen teórico grupal, de unas 3 horas, con consignas sobre las más diversas ramas de la Biología (evolución, genética, anatomía y fisiología, ecología, entre otras). Es de destacar que los exámenes se realizan en equipo (a diferencia de la mayoría de los otros certámenes), lo cual fortalece el compañerismo, la solidaridad y la cooperación, amén de ayudar a los alumnos a dividirse funciones y responsabilidades; y de aprender a confiar en sus compañeros.
Otra cuestión que resalta es que no se fomenta la competencia entre los equipos participantes, sino que todos pueden calificar para el certamen nacional (a realizarse en la Universidad Nacional de Río IV en el mes de octubre), siempre y cuando superen un puntaje mínimo que se establece en base al obtenido por los equipos de todo el país (califican aproximadamente 50 equipos). Es decir, el pasaje a la instancia nacional depende fundamentalmente del desempeño del equipo.
En esta ocasión, la mayor calificación (de la sede de Progreso) la obtuvo el equipo de Esperanza (90 puntos), mientras que los representantes locales obtuvieron la segunda posición (86,15 puntos). Ahora deberán esperar hasta finales de agosto, donde se publicarán las calificaciones obtenidas por todos los equipos del país, para saber si califican al certamen nacional.
Nuevamente se destaca que la preparación que requieren los alumnos para competir en este certamen no se logra sin una enorme dedicación y esfuerzo personal, ya que en la actualidad la mayoría de los contenidos evaluados en el certamen (tanto conceptuales como procedimentales) trascienden a los incluidos en las currículas escolares o los profundizan enormemente. Por lo tanto, los estudiantes que participan en estas competencias deben estudiar en su tiempo libre y de manera autónoma, dejando muchas veces de lado actividades típicas de la edad en la que se encuentran. Pero todo esto tiene varias recompensas, ya que los alumnos aprenden a estudiar, a organizar sus tiempos, a responsabilizarse por el estudio, a integrar contenidos de diversas disciplinas y transferirlos a situaciones reales, a trabajar en equipo, y otras competencias que favorecerán su inserción en el mundo universitario.
En la preparación de los estudiantes participan varios de los docentes de la institución relacionados con esta disciplina: Sonia Ghione, Laura Rostagno, Maia Mansilla y Sebastián Garetto; quienes preparan las clases especiales en horarios “extras” al correspondiente con su labor. Por ejemplo: debido a la dificultad de encontrar horarios de encuentro que no interfieran con las obligaciones de los estudiantes, muchas dudas que estos tenían fueron resueltas vía whatsapp.
Desde el establecimiento educativo, se felicita a los estudiantes que participan en el certamen y que dedican su tiempo a la construcción de un futuro promisorio.

Te puede interesar