Icardi, el elegido

Deportes 07/08/2017 Por
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO MAURO ICARDI. El delantero del Inter será tenido en cuenta por el entrenador Jorge Sampaoli para el partido clave ante Uruguay.
FOTO ARCHIVO MAURO ICARDI. El delantero del Inter será tenido en cuenta por el entrenador Jorge Sampaoli para el partido clave ante Uruguay.
Se terminaron las especulaciones y sus fundamentos; Jorge Sampaoli decidió derribar esos muros que aislaban al delantero y capitán del Inter para ampliar la base de un plantel que se fue estrechando a medida que se consolidaba un grupo cuyos códigos, bloquearon entre otros, la convocatoria de Icardi.
El alto perfil y sus vinculaciones con mundo del espectáculo, le quitaron visibilidad a sus condiciones como futbolista, al momento de sumarlo a la Selección Mayor; tanto Gerardo Martino como el Patón Bauza, prefirieron no tomar riesgos y frente a las distintas y buenas opciones ofensivas, apelaron sistemáticamente, a repetir nombres que por un lado no generaban demasiadas polémicas y por otro, enfriaban los planes de quienes sugerían la presencia de uno de los goleadores implacables del Calcio en las últimas temporadas.
Esas voces favorables al rosarino, no provenían en general del mundo del fútbol y esto le quitó fuerza a las posibilidades de jugar para el combinado albiceleste muchos antes; el debate sobre los motivos por los cuales los antecesores del nuevo entrenador nacido en Casilda, se banalizaban por la exposición frívola de su familia sin dar cabida, desde mi punto de vista, erróneamente, al análisis objetivo sobre las prestaciones que Icardi podía haberle dado a otros ciclos refrescando los planteles e instalando una necesaria competencia.
Es indudable que la mayor influencia en contra de las chances de Icardi, la instalaron personajes de alto impacto mediático como Diego Maradona, que se pronunció en contra del llamado del jugador de Inter y varios de los históricos del actual plantel que sin comprometerse públicamente, lo ignoraban con la connivencia de los entrenadores de turno.
Lo que llamamos “sistema” se abroqueló blindando su llegada a pesar de haber convertido en las últimas 3 temporadas 69 goles en 146 partidos, estadística nada despreciable para un jugador que se desempeña en uno de los torneos más severos del planeta.
Esta tendencia encontró varias fisuras, sobre todo las que provocaron la escasa eficiencia de los delanteros del equipo nacional en los últimos campeonatos continentales y su nombre empezó a filtrarse casi con naturalidad a punto tal que, cuando Sampaoli hizo pública la primera convocatoria de su proceso para los partidos ante Brasil y Singapur, uno de los primeros incorporados fue Mauro Icardi. Esa decisión además de lo nominal, contenía un elíptico mensaje a quien quisiera escucharlo; se terminaba así una suerte de proscripción consentida por casi todos y empezaba una nueva historia que ahora sí, dependerá del propio Icardi para responder a tantas dudas, a tanto hermetismo y porque no, a tantas expectativas.

OTRO DE LA
CUNA ROSARINA

No es un dato accesorio el tema de la cuna, Rosario ha entregado al mundo del fútbol, jugadores que han hecho historia y que como en el caso de Lionel Messi, se han tornado bisagra de esta actividad. Angel Di María, el Pocho Lavezzi y Javier Mascherano, integran esa elite rosarina en la que también está Mauro Icardi y más allá de una apreciación territorial, es evidente que ese hilo conductor, se sigue fortaleciendo con el correr del tiempo.
Icardi nació en la Cuna de la Bandera y de niño se trasladó junto a su familia a España; razones laborales de su padre que lo frustraban en algún punto, le abrieron puertas impensadas en su deporte preferido. Prodigioso para el gol, desde pibe, llegó a la Masía (la escuela de futbol del Barcelona) después que los catalanes le ganaran la pulseada al Real Madrid y haberle ofrecido un contrato poco frecuente para un juvenil y en 2008 ya estaba observado con preferencia.
El alto grado de competencia que en principio lo relegaba, lo llevó a la Sampdoria a través de un préstamo con una opción, que no dudaron tiempo después los italianos en ejecutar y por solo 600.000 euros, esa gran promesa Culé se convirtió en una incipiente realidad en la península.
Luego, todo lo que pasó en la vida deportiva de Icardi es más conocido; llegó el Inter antes del comienzo de la temporada 2013, puso sobre la mesa 13.000.000 de euros y su crecimiento fue exponencial ya que además de instalarse como su gran capo cannoniere, le han confiado la capitanía en las últimas temporadas.
Hace unos días Jorge Sampaoli y Sebastián Beccacece, lo visitaron durante una hora en el centro de entrenamiento del Inter en La Pinetina y allí ajustaron detalles conceptuales y visualizaron videos para incorporar conceptos. Se prevé que Icardi será el delantero titular del equipo que jugará el 31 de agosto en Montevideo contra Uruguay por la 15ª fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.
Ese gesto ratificó todo aquello que describimos anteriormente, por lo tanto, Icardi saldará esa deuda personal de jugar con la camiseta albiceleste en grandes desafíos y nada menos que en tiempos de Lionel Messi, otro que tendrá la oportunidad de desmentir los rumores de su antipatía para con el goleador italiano.
En pocas semanas van a compartir el mismo espacio y la misma camiseta detrás del objetivo más ambicioso por estos tiempos, clasificar para la próxima Copa del Mundo y jugadores como Icardi no solo son presente sino también, parte del futuro y del recambio.

Te puede interesar