El Mercosur suspendió a Venezuela por "romper el orden democrático"

Nacionales 06 de agosto Por
Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay aplicarán la sanción por tiempo "indefinido", hasta que el gobierno de Maduro "restaure" las garantías constitucionales. La decisión fue adoptada en una reunión de cancilleres, en la que participó el argentino Jorge Faurie.
FOTO AFP-NA CUMBRE. Los ministros de Relaciones Exteriores se reunieron en la sede de la alcaldía de San Pablo.
FOTO AFP-NA CUMBRE. Los ministros de Relaciones Exteriores se reunieron en la sede de la alcaldía de San Pablo.
BUENOS AIRES Y SAO PAULO, 6 (AFP-NA). - Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, fundadores del Mercosur, decidieron este sábado de forma unánime suspender a Venezuela por "ruptura del orden democrático", medida que el bloque adopta por segunda vez contra un país miembro.
"La suspensión de Venezuela fue aplicada en función de las acciones del gobierno de Nicolás Maduro y es un llamado para el inmediato inicio de un proceso de transición política y restauración del orden democrático", dice el comunicado suscrito tras una reunión de los cancilleres de los cuatro países en Sao Paulo. "Estamos diciendo paren con esto, no más muertes, no más represión", dijo el canciller de Brasil, Aloysio Nunes, en rueda de prensa al término del encuentro. Tras la suspensión, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que su país "jamás" será apartado del bloque, y profirió duras críticas.
"A Venezuela no la van a sacar del Mercosur. Jamás. (...) Algunas oligarquías golpistas como la de Brasil o unos miserables como los que gobiernan en Argentina podrán intentarlo, pero siempre estaremos ahí", declaró a la Radio Rebelde de Argentina. Una expulsión no está contemplada en el protocolo de Ushuaia, ni es la intención, aclaró el ministro de Brasil, que ejerce la presidencia temporal del bloque. "Queremos que Venezuela vuelva", dijo.
Nunes apuntó que han instado al Ejecutivo venezolano a dialogar "seriamente" con la oposición. "No sirve de nada un diálogo de fachada (...) el objetivo es llegar a un gobierno de transición para el restablecimiento de la democracia", agregó el titular de Itamaraty.
"Esencialmente lo que está diciendo el Mercosur es sin democracia no", puntualizó su par argentino, Jorge Faurie. "Llegamos a esta decisión con mucha convicción". "No se toman estas medidas con alegría, porque estamos constatando la ruptura institucional de un país (...) que también fue país de acogida de muchos latinoamericanos que huían de nuestras dictaduras" durante los años 70 y 80, señaló por su parte el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa.
El punto de quiebre lo marcó la elección el domingo pasado de una Asamblea Nacional Constituyente promovida por el gobierno de Nicolás Maduro, cuestionada por la comunidad internacional, y el regreso a la cárcel el martes de los dirigentes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, que cumplían prisión domiciliaria. Ledezma volvió a casa el viernes.

MEDIDA POLITICA
Ésta es la segunda vez que el Mercosur, fundado en 1991, aplica esa cláusula suscrita en 1998 en Ushuaia (Argentina) que estipula que "la plena vigencia de las instituciones democráticas es condición esencial" para integrar el bloque regional.
El Protocolo de Ushuaia se aplicó previamente en 2012 contra Paraguay, tras la destitución del presidente Fernando Lugo, que fue sometido a un juicio político por el Congreso. La suspensión de Paraguay -que volvió al seno del bloque tras la elección de Horacio Cartes en 2013- permitió el ingreso de Venezuela al Mercosur, pues el Congreso paraguayo no había dado su anuencia a la entrada del país caribeño.
En la práctica, la decisión aplicada ahora contra Venezuela cambia poco y nada la situación del país caribeño, que se encuentra suspendido del Mercosur desde diciembre de 2016 por incumplir obligaciones comerciales contraídas cuando se incorporó al bloque.
Consultado sobre posibles sanciones económicas contra Caracas, Nunes insistió en que se trata de una medida política y que impedir importaciones, esencialmente de alimentos, solo agravaría la "crisis humanitaria que vive el país". "Desgraciadamente, el movimiento comercial de Venezuela cayó cerca de 70% con los países de Mercosur desde 2012", declaró.
Un grupo de venezolanos protestó contra Maduro en la entrada de la Alcaldía de Sao Paulo, sede de la reunión. El titular del despacho, Joao Doria, participó en el encuentro con los medios y manifestó solidaridad con los exalcaldes venezolanos Ledezma y López. "Que sean liberados de inmediato y tengan sus derechos políticos restituidos", pidió Doria.
En 2009, cuando la oposición venezolana no veía con buenos ojos el ingreso de Venezuela al Mercosur, impulsado por el fallecido presidente Hugo Chávez, Antonio Ledezma abogó por el ingreso para que Caracas no fuese aislada y organismos regionales vigilasen el cumplimiento de las cláusulas democráticas en el país caribeño que, por decisión de Chávez, había abandonado la Comunidad Andina de Naciones en 2006.

Te puede interesar