La Provincia impulsa una rebaja en la alícuota de créditos hipotecarios

Locales 01 de agosto Por
El proyecto anunciado por el gobernador Lifschitz y el ministro Saglione, fue enviado a la Legislatura santafesina. La medida contempla bajar la alícuota de Ingresos Brutos del 7,5 al 1,5%, para las operaciones de créditos hipotecarios.
FOTO SCS
FOTO SCS

El gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione anunciaron el proyecto de ley que el Ejecutivo enviará a la Legislatura para reducir la alícuota del Impuesto sobre los Ingresos Brutos (del 7,5 % al 1,5%) que se aplica a operaciones de créditos hipotecarios.
La iniciativa abarca préstamos hipotecarios otorgados con destino a la compra, construcción, ampliación o refacción en la provincia de Santa Fe de vivienda única familiar y de ocupación permanente. “A este proyecto lo veníamos evaluando hace unas semanas, a partir de la reactivación de los créditos hipotecarios que se están otorgando en los últimos meses por parte de entidades públicas y privadas del sistema financiero, créditos dirigidos fundamentalmente al acceso a la vivienda por parte de familias de trabajadores o de ingresos medios", precisó el gobernador y agregó que "obviamente necesitan contar con ingresos para acceder al financiamiento, pero con planes extendidos en tiempo y con tasas subsidiadas o acomodadas a las familias. La provincia decidió colaborar con la disminución de los costos de la carga impositiva referida al Impuesto sobre los Ingresos Brutos", y señaló que será "muy importante que este beneficio se traslade a los beneficiarios de los créditos, y no termine significando mayor ganancia o beneficio para las entidades bancarias”, dijo a los presentes.
Lifschitz se refirió a iniciativas similares presentadas por legisladores provinciales y sostuvo que “este proyecto va a ser consensuado y queremos demostrar nuestro interés en avanzar con esta medida y alentar a que las personas que no tienen vivienda puedan acceder de esta manera, con un crédito hipotecario”.
La medida de reducir la alícuota del impuesto permitirá, además, "incentivar la actividad económica y la generación de empleos", y "congeniar esfuerzos con políticas que se impulsan a nivel nacional y que nos parecen correctas y adecuadas para facilitar el acceso a la vivienda a los argentinos”.
Por su parte, Saglione destacó que "el espíritu del proyecto tiene que ver con favorecer desde el esquema tributario provincial dos situaciones: por un lado, que una mayor toma de crédito permita resolver el grave problema de déficit habitacional que tiene nuestro país, del cual nuestra provincia no es ajena, y en ese sentido, la herramienta del crédito hipotecario puede contribuir a reducir el déficit habitacional. Por otro lado -continuó el funcionario-, en la medida en que estos créditos estén direccionados en favor de nuevas viviendas, estaremos contribuyendo también a una mayor actividad en el sector de la construcción, lo cual genera efectos positivos en la actividad económica de la provincia".
"Esta propuesta fue consensuada en el seno de la Comisión de Análisis Tributario, específicamente en el subsector de la construcción", al tiempo que recordó que también en dicha comisión –conformada en 2016– "se alcanzó un conjunto de consensos de modificaciones al sistema tributario de la provincia, que fueron convertidos en ley".
"En 2017 fue convocada nuevamente –incluso con la participación de legisladores– y estamos trabajando en una agenda de varios temas relacionados con diferentes sectores de la actividad económica. Y uno de esos puntos consensuados, que consideramos importante en esta instancia, fue esta reducción en la alícuota" en el Impuesto a los Ingresos Brutos, reafirmó Saglione.
"Como gobierno provincial es importante acompañar esta iniciativa y planteamos un proyecto de ley que supone la disminución de esta alícuota por un período de tiempo de un año, a los fines de verificar en qué medida las entidades bancarias cumplen con el compromiso, oportunamente suscripto, de trasladar esta reducción tributaria a la cuota final que tiene que pagar el tomador del préstamo, es decir, el destinatario final de esta reducción impositiva que estamos proponiendo", insistió el ministro.
En tanto, concluyó diciendo que "el proyecto de ley propone que, para todos los créditos hipotecarios que se otorguen desde la sanción de la ley, y por el período de un año, regirá la reducción de la alícuota para toda la vida del préstamo, sea este a 15, 20 o 30 años. Luego de un año, y una vez verificado el cumplimiento por parte de las entidades bancarias de que la reducción tributaria se traslada a una menor cuota a pagar por el beneficiario del crédito, el proyecto de ley plantea la opción de prórroga por un año más a cargo del Poder Ejecutivo", concluyó el ministro de Economía.

Te puede interesar