Editorial

La Palabra 29/07/2017 Por
El destino

A veces los hechos que se van manifestando en la vida no responden a una lógica que somos capaces de justificar. Cuando conversamos con nuestro entrevistado reconoció a lo largo de la charla que lo que recibió como músico desde su infancia es una historia que no puede explicar desde lo personal. Cada situación que lo llevaría a momentos destacados fue impensada, y casi siempre con los mejores resultados artísticos que lo llevaron a la consagración profesional, así como a lugares emblemáticos de la música en el país y en el mundo, en la mayoría de los casos sin buscarla. Al desarrollo de sus proyectos musicales lo acompañó la originalidad de cada propuesta, lo que significó a través de los años, poder hablar de una vigencia que perdura durante casi cinco décadas. Como él mismo canta en su tema popular: “Como dijo aquel poeta, te lo vuelvo a recordar, caminante no hay camino, se hace camino al andar…”.

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar