La fuerza del clima, ¿qué efecto tendrá?

Notas de Opinión 27 de julio Por
Leer mas ...
GRANOS. El vaivén cambiario impacta en los precios. FOTO ARCHIVO
GRANOS. El vaivén cambiario impacta en los precios. FOTO ARCHIVO


Por Dante Romano
El mercado muestra una gran volatilidad, que va siguiendo el compás de los pronósticos climáticos, pero a medida que pasan las semanas y se mantienen condiciones cálidas y con pocas lluvias, la zona seca en EE.UU. se extiende, y el impacto en los cultivos se va haciendo más claro. La calidad de los mismos sigue bajando y ya la zona con seca declarada se extiende a todo el noroeste, pero también al oeste y parte del centro de los grandes lagos.
El cultivo que más sufre esto es el maíz. Recordemos que este cultivo está atravesando la vital fase de floración, y que el daño recibido en esta etapa no puede reponerse más adelante. Por ello el mercado está especialmente intranquilo en este producto.  
En efecto el lunes pasado el USDA reportó que 40% de los cultivos estaban en floración, y no sería raro ver el lunes próximo que ya estén en 60% o más en esa fase. En tanto la condición buena a excelente de los mismos bajó 1 punto en la semana y está ya 12 puntos por debajo del año pasado. Por esto resultaría muy raro que se vuelvan a repetir los rendimientos de aquel año.
Sin embargo un elemento a tener presente es que los fondos encararon la temporada climática con una posición neta vendida récord, que ya se revirtió y que al 18 de julio se ubicó en 6 mill.tt. compradas. La posición neta comprada no es grande, pero ya está mostrando que los mismos están posicionados al alza, descontando ya una cosecha complicada para EE. UU.
Por el lado de la soja en tanto 52% de los cultivos estaban en floración, y 16% formando vainas. Como podemos ver el proceso de definición de rindes está avanzando, pero todavía hay espacio para que de mejorar el clima, los cultivos se recuperen. En tanto la calidad buena a excelente de los mismos está en 61%, perdiendo 1 punto en la semana pasada, pero quedando ya 10 puntos por debajo del año pasado y 1 punto por debajo del promedio histórico.
A diferencia del maíz, en el caso de la oleaginosa los fondos siguen con una posición neta vendida de casi 2 mill.tt. La misma es una posición chica frente a lo que veíamos al inicio del mercado climático. Pero vemos que queda espacio para subir todavía. Como ya se dijo, aquí hay todavía espacio para que de mejorar el clima veamos una recuperación de los cultivos.
En tanto en el mercado local vemos al maíz disponible bajando, cuando Chicago muestra subas. Esto es el fenómeno que temíamos se produjera: la gran oferta sudamericana entrando al mercado hace que los mercados se separen. Lamentablemente esta sería la fuerza dominante en adelante. En cuanto a la cosecha nueva, las mejoras se traducen en mayor proporción, brindando la posibilidad de vender por encima de los 150 U$S/tt, aunque todavía no logrando reeditar los 160 U$S/tt que se habían operado en el pico de precios previo.
La soja tuvo un mayor acompañamiento. Pero se sigue observando un salto importante entre el disponible (250 U$S/tt) y los de noviembre (260 U$S/tt). El mismo es menor que antes, pero sigue siendo positivo. A esto se adiciona un avance del tipo de cambio contra el dólar, que en la semana fue de nada menos que 57 centavos, acumulando 1,2 $/U$S en un mes y 2 en los últimos tres meses. Esto refuerza el valor en pesos.En cuanto al trigo en tanto, el mercado externo está más tranquilo, ya que se tomó nota de la mala condición de cultivos en EE. UU, y los problemas productivos del resto del mundo. A diferencia de los otros cultivos, este grano está casi estable. En el mercado local vemos precios planchados en pesos, pero con un tipo de cambio más alto, esto implica baja en U$S/tt. La posición de trigo nueva también ha encontrado techos. 

Te puede interesar