“Cuando hago música soy mi mejor versión”

Información General 18/07/2017
MUSICA: ENTREVISTA CON MARILINA BERTOLDI
Ampliar
PRENSA MB MARILINA BERTOLDI./ El viernes a las 21:30 se presenta en el Teatro Lasserre.
Este viernes 21 de julio a las 21:30 horas en el Teatro Lasserre, la Asociación Cultural Otras Voces presenta a Marilina Bertoldi, la sunchalense que triunfa en el mundo con su música y su particular estilo.
“...Las palabras solas no le hacen justicia, los gestos a veces son demasiado subjetivos. Pero una canción, una obra que te envuelve con texturas, climas, palabras, melodías, siento que realmente es lo que más se acerca a poder expresar lo inmenso que es una emoción”.
Extrovertida en el escenario, sensible y amena en la vida cotidiana, Marilina nació en la vecina ciudad de Sunchales y se instaló en Buenos Aires en 2010.
Desde ese año y hasta 2015 estuvo al frente de la banda Connor Questa, cuando se dedicó de lleno a su carrera solista. Su primer disco, "El peso del aire suspirado", fue lanzado en 2011. Con "La presencia de las personas que se van", su segundo disco, recorrió gran parte del país, dejando en cada escenario una impronta de originalidad y potencia.
"Sexo con modelos", del 2016, fue el tercer disco, en el que se marca un cambio radical del sonido y la estética de su proyecto. Ese mismo año, el disco fue nominado al premio Latin Grammy en la categoría “Mejor álbum de rock”, fue elegido como “Mejor disco del año” en las encuestas de los principales medios especializados y obtuvo el premio Gardel en la categoría “Mejor álbum artista femenina de rock”.

ESO QUE
LLEVAMOS ADENTRO

En diálogo con LA OPINION, Marilina Bertoldi nos cuenta:
-¿Cómo nace tu vínculo con la música?
-Supongo que en la casa de mi abuela Potota. En su casa había una habitación al fondo con un piano, ya que ella es pianista y directora de coros. Ibamos a comer los sábados al mediodía y entre platos me escapaba a la habitación a tocar, armaba melodías. Siempre quise armar mis propias canciones, por lo que las tocaba una y otra vez para memorizarlas (ya que no tenía cómo grabarlas) así el siguiente sábado las podía tocar de nuevo y seguir construyéndolas. Más tarde le sacaba la guitarra a mi hermana cuando ella no estaba y le robaba discos a mi papá; lo mío siempre fue a escondidas y peligroso.
-¿Quiénes fueron tus primeros maestros y tus referentes?
-Mi primera maestra fue mi abuela, mi hermana fue el primer músico con el que toqué. Referentes que me significaron un antes y un después en mi forma de entender la música fueron definitivamente Freddie Mercury con Queen y Thom Yorke con Radiohead. Más tarde Jeff Buckley y Gustavo Cerati me marcaron de una manera irreversible.

RENDIRSE A LA PASION
-¿Cuándo y cómo decidís dedicarte profesionalmente a este arte?
-Honestamente nunca quise hacerlo profesionalmente, aún hoy en día tengo mis luchas internas con esto. Mi miedo es que la música deje de ser ese juego que siempre fue para mí. Soy una persona a la que le cuesta mucho sacar sus emociones afuera de otra manera que no sea con canciones. Por lo cual cada vez que noto que lo externo condiciona o presiona a esta vía de escape tan vital que tengo realmente considero en dejar todo. El día que decidí finalmente hacerme cargo y hacerlo profesionalmente fue ya con dos discos publicados, hace 4 años aproximadamente, y mi promesa personal fue que si alguna vez sentía que estaba haciendo algo que no representara quien soy, si me terminaba ahogando más que purgando, me dedicaría a otra cosa y haría música para mí, en privado. 
-¿Cómo nacen tus canciones? ¿qué te inspira a la hora de componer?
-Me guío mucho por lo que voy sintiendo, si se siente bien es imposible parar. Generalmente, es respecto a encontrar ciertos acordes, ritmos, sonoridades, palabras que vibran con algo interno que no puedo expresar de otro modo. A partir de ese momento ya es relajarme y dejarme llevar por lo que más amo hacer que es componer.
-¿Cómo es el vínculo con los músicos que te acompañan?
-Somos amigos, inicialmente era sólo admiración y respeto, pero ahora ya generamos un vínculo de amistad muy fuerte, sobre todo con Brian Taylor que está conmigo hace bastante tiempo ya. Somos muy parecidos, dos personas con un mundo interno muy grande, nos perdemos a veces dentro nuestro, pero como somos parecidos entendemos por qué sucede y lo importante que es estar rodeado de gente que te entiende en esos momentos de ausencia hacia afuera.
-¿Qué sentís en relación al éxito que ha tenido este tercer disco solista?
-Me puso tranquila ver como las cosas se iban dando y como siguen dándose. Porque más allá de que uno no hace las cosas para ganar premios, para que vaya mucha gente, sino por un deseo interno, realmente es tranquilizante ver que todo crece de un modo tan sincero y de amor y respeto hacia la obra personal.
-¿Cómo es tu vínculo con el público durante los recitales?
-Depende del set. En el set-eléctrico soy distante, me gusta jugar a ese rol de un personaje fuera de lo común. Pero en el set-solo soy mucho más cálida y humana, tengo menos escudos, por lo cual me relajo y lo tomo más como una reunión entre amigos.
-¿Qué significa la música en tu vida?
-La música es mi mejor virtud. Es lo mejor de mí, cuando hago música soy mi mejor versión. En el resto soy una persona con muchas dificultades de expresión, mucha inseguridad y una autoestima muy pobre, me cuesta conectar y hacerme entender con otras personas, me genera mucha ansiedad la gente. Pero cuando hago música siento que es el único modo en el que me logro hacer entender. Me siento muy segura de todo, no tengo dudas. 

Te puede interesar