Macri: "El cambio todavía no llegó a todos los argentinos"

Nacionales 18/07/2017 Por
"Los cambios llevan su tiempo", dijo durante un acto junto a la gobernadora Vidal. Después le tomó juramento a Finocchiaro y Aguad.
FOTO NA EN LA MATANZA. Macri junto a Vidal inauguraron un Centro de Trasbordo.
FOTO NA EN LA MATANZA. Macri junto a Vidal inauguraron un Centro de Trasbordo.
BUENOS AIRES, 18 (NA). - El presidente Mauricio Macri reconoció ayer que "el cambio todavía no llegó a todos los argentinos", al incursionar de lleno en la campaña en La Matanza, donde encabezó un acto con la gobernadora María Eugenia Vidal y los candidatos de Cambiemos en Buenos Aires Esteban Bullrich y Graciela Ocaña.
Macri participó de la inauguración del Centro de Trasbordo de ese distrito electoral clave, junto al ministro de Transporte, Guillermo Districh, y el secretario general del sindicato Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, pero además con la presencia de la intendenta Verónica Magario, candidata a concejal por el frente Unidad Ciudadana, que lidera la expresidenta Cristina Kirchner.
En su discurso, el mandatario aseguró que "todos los días" en su Gobierno y en el de Vidal piensan "qué cosas se pueden hacer para acelerar ese cambio" y, de inmediato, afirmó: "Entendemos que el cambio todavía no llegó a todos los argentinos". "Los cambios llevan su tiempo, pero hay cosas que ya hemos logrado, que tienen que renovar la esperanza. Cada tres minutos una familia, un joven, pide un crédito hipotecario a 30 años para acceder a su vivienda propia, que da el Banco Nación y cada día más bancos hacen lo mismo, el Provincia, el Ciudad", resaltó Macri.
Y, en un mensaje con tono de campaña, agregó: "Hay rutas, hay pavimento, hay cloacas, hay agua potable, hay autopistas que se están construyendo en el Gran Buenos Aires. Y esos son miles y miles de argentinos que van tomando contacto con este cambio, que expresa la decisión de los bonaerenses de decir basta a la resignación, basta de creer que no se puede. Realmente merecemos vivir mejor, se pueden hacer estas transformaciones".
Luego de los fuertes cruces con Magario, que había cuestionado duramente al Gobierno de Vidal, finalmente se produjo el reencuentro para el acto de inauguración, aunque la jefa comunal aprovechó la ocasión para reclamarles a Nación y a Provincia el pago de "una deuda de 2.000 millones de pesos" que asegura mantienen ambos gobiernos en concepto de obras que el municipio ya ejecutó.

JURAMENTO DE
FINOCCHIARO Y AGUAD 
Más tarde, Macri tomó juramento a los nuevos ministros de Educación, Alejandro Finocchiaro, y Defensa, Oscar Aguad, a quienes les deseó "el mejor de los éxitos", y garantizó su acompañamiento a los salientes Esteban Bullrich y Julio Martínez como precandidatos en las elecciones legislativas. "Seguimos con ustedes en sus campañas. Es muy importante para la provincia de Buenos Aires tanto el aporte de Esteban como para La Rioja el aporte de Julio y estamos convencidos de que seguiremos trabajando cada uno desde su lugar por ese país que todos soñamos", sostuvo Macri.
El jefe de Estado encabezó el acto de toma de juramento de Finocchiaro y Aguad en el Salón Blanco de la Casa Rosada, en presencia de la totalidad de los integrantes del Gabinete Nacional y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Bullrich y Martínez renunciaron a sus cargos para dedicarse a la campaña legislativa como precandidatos a senadores nacionales por Cambiemos en las próximas PASO en Buenos Aires y en La Rioja, respectivamente, mientras que con el traslado del cordobés Aguad al Ministerio de Defensa, la cartera de Comunicaciones perderá su rango y será absorbida por Modernización y Gestión, a cargo de Andrés Ibarra.
Ante un colmado Salón Blanco, Macri agradeció a los ministros salientes "por el año y medio de dedicación plena, entusiasmo y convicción" en sus tareas, "para que los ciudadanos estén cada día un poco mejor", y les dio la bienvenida "a Oscar y a Fino, que nos vienen a acompañar en ambas tareas, importantes", en alusión a las carteras de Defensa y Educación.
Dirigiéndose al flamante ministro de Educación, que venía desempeñándose en la misma cartera pero del Gobierno bonaerense de Vidal, Macri lo nombró como "Fino", abreviando su apellido, y le encomendó continuar con las políticas educativas que implementó Bullrich, ratificando el acuerdo nacional por la "educación publica, gratuita y de calidad", que los ministros del área de todas las provincias sellaron en Purmamarca durante el inicio de mandato presidencial en 2015.
"Así que a ambos les deseo el mejor de los éxitos y estoy seguro de que lo van a tener porque son buena gente con buenas intenciones", completó.




Te puede interesar