La ola polar no cede y deja marcas bajo cero

Nacionales 18/07/2017 Por
EL INTENSO FRIO AFECTA A GRAN PARTE DEL PAIS
BUENOS AIRES, 18 (NA). - La ola polar que desde el fin de semana cubrió gran parte del territorio nacional sumó otros dos muertos, e impactó de lleno en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, donde se registró ayer la mañana más fría del año con una temperatura de 0,5 grados.
En la ciudad de Mar del Plata, un hombre de 50 años, en situación de calle, fue encontrado sin vida, mientras que los paramédicos que llegaron al lugar tras un llamado al 911 no hallaron rastros de violencia física, a pesar de lo cual el fiscal Leandro Arévalo, labró actuaciones por "averiguación causal de muerte". El hallazgo del cuerpo del hombre, identificado como Sergio Fernández, se produjo cerca de las 8:30 en la calle Funes, a metros de la avenida Luro. El otro fallecido por la ola polar ocurrió en Rafaela, donde un hombre de 41 años no pudo soportar la baja sensación térmica de casi cero grado, en el interior de su precaria vivienda tal como se informó ayer. 
Las nuevas víctimas fatales elevaron a cuatro el número de muertos por el frío en lo que va del 2017. Los dos casos anteriores habían ocurrido también en Mar del Plata, pocos días antes del comienzo del crudo invierno. Una ocurrió el 8 de junio, luego de que un hombre de 50 años, conocido como "Arce" prendió una fogata para calentar su cuerpo en Parque Camet y al quedarse dormido sufrió quemaduras que le provocaron la muerte dos días después, y la otra sucedió 48 horas más tarde cuando Christian Saucedo, quien se encontraba en situación de calle, fue encontrado desvanecido por la ingesta de alcohol para combatir el frío, y pese a los intentos de los profesionales de un centro asistencial para rehabilitarlo murió el 13 de junio.
Este lunes, el frío se sintió con intensidad en diversas regiones del país, como en Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, con unos sorprendentes -5,7 grados para esa región del centro-norte del país. En el inicio del receso escolar invernal en Buenos Aires, el viento sopló del sudoeste y cuando asomaba una jornada a pleno sol, la temperatura descendió a 0,5 grados a las 8:50, la marca más baja de 2017, mientras que en el conurbano se acercó a los 0 grados y la térmica llegó a los 2,7 grados bajo cero. 
En tanto se registraron varias marcas por debajo de los -5 grados en varias partes del país. Las temperaturas más bajas tuvieron lugar en San Carlos de Bariloche, con -16,9 grados; Uspallata, Mendoza, con -12 grados; y en Santa Rosa de Conlara, San Luis, también con -12°. En Chapelco, en la Provincia de Neuquén, la temperatura mínima llegó a -10,6; en Chilecito, La Rioja, -5,8, con -11,1 de térmica, mientras que en la habitualmente templada o cálida ciudad de Termas de Río Hondo descendió la temperatura a -2,7 grados y -5,7 de térmica.
En la ciudad de Córdoba también se registró la marca térmica más baja del año, con 3,6 bajo cero a las 8:00, cuando en la zona del aeropuerto llegó a -7,8, mientras que al sur, en Río Cuarto, se registraron cinco bajo cero.
Según un informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la masa de aire frío de origen polar que afecta el centro y norte del país, con temperaturas mínimas de entre -7° y 0 grado y máximas de entre cinco y 12°, comenzará a ceder a partir de este miércoles próximo, cuando se experimente un paulatino ascenso de las temperaturas.

AEROPUERTOS 
Los aeropuertos en la zona patagónica reanudaron ayer la actividad con normalidad, aunque con algunas interrupciones parciales, tras los temporales de nieve que castigaron la zona, aunque cientos de pasajeros continuaban varados por el atraso de los vuelos. La reprogramación de los vuelos en aeropuertos como el de San Carlos de Bariloche, que reanudó su servicio a partir de la tarde de este domingo pero que tuvo que volver a ser cerrado en la mañana del lunes por el despiste de una avión y luego durante la tarde por la escasa visibilidad, hizo que turistas que habían viajado a la zona para disfrutar de la temporada invernal permanezcan varados varios días.
Para descomprimir la gran cantidad de gente que se encontraba en el aeropuerto de San Carlos de Bariloche, la empresa Vía Bariloche y Aeropuertos Argentina 2000 dispusieron cinco micros que salieron en la tarde del lunes rumbo a Buenos Aires.

Te puede interesar