El país se convirtió en un freezer

Nacionales 17 de julio Por
Bariloche registró, ayer a las 4:22 de la madrugada, una marca récord de 25,4 grados bajo cero según datos del SMN. En esa ciudad rionegrina hubo múltiples problemas por la acumulación de nieve. Estiman temperaturas muy bajas para la semana en gran parte del territorio nacional.
FOTO TELAM EL REINO DE LA NIEVE. Bariloche durante su día más frío de la historia.
FOTO TELAM EL REINO DE LA NIEVE. Bariloche durante su día más frío de la historia.
BUENOS AIRES, 17 (NA). - Una ola de frío polar cubrió ayer gran parte del territorio nacional, donde la ciudad de San Carlos de Bariloche tuvo la temperatura más baja de su historia, con 25,4 grados bajo cero, mientras que para la Capital Federal y el Conurbano bonaerense pronosticaron registros muy bajos para el inicio de la semana. La jornada del domingo arrancó con sensaciones térmicas por debajo de los cero grados en gran parte del país.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronosticó muy bajas temperaturas para el inicio de la semana en la Capital Federal, el Conurbano bonaerense y una gran porción del territorio nacional, con una temperatura mínima de un grado para el lunes. El organismo estimó que los vientos rotarán del sudeste al oeste durante el lunes, con un cielo parcialmente nublado, con heladas y baja sensación térmica, mientras que la máxima rondará los nueve grados. Para el martes, la mínima continuará cercana a un grado, con una máxima de 10°, con cielo despejado a algo nublado.
La ciudad de San Carlos de Bariloche registró este domingo una temperatura de 25,4 grados bajo cero a las 4:22, según indicó el SMN en su cuenta de Twitter. El organismo informó que la temperatura mínima alcanzada en Bariloche fue récord absoluto para la ciudad, superando los -21,1 grados que se registraron el 30 de junio de 1963.
En la zona de la Patagonia continuaron este domingo los inconvenientes por la gran cantidad de nieve caída en los últimos días y las bajas temperaturas. Gran parte de la localidad de San Martín de los Andes permanecía este domingo sin luz y personal del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) buscaba restablecer el suministro eléctrico. Un panorama similar se observaba en Villa Pehuenia y Moquehue, en la Provincia de Neuquén.
Tras el temporal de nieve que azotó en los últimos días al sector cordillerano de la Patagonia, el aeropuerto de San Carlos de Bariloche fue reabierto durante la madrugada de este domingo, mientras continuaba cerrado el de Chapelco, en San Martín de los Andes, y según se informó continuará sin operar al menos hasta el lunes. Unas 2.500 personas habían quedado varadas en el aeropuerto de Bariloche tras el cierre dispuesto el viernes por la acumulación de nieve en la pista y la escasa visibilidad.
En esa emblemática ciudad turística se producían distintas situaciones. Los turistas argentinos, chilenos y brasileños que habían finalizado su permanencia encontraban dificultades para irse debido a que las rutas estaban con nieve en la carpeta asfáltica mientras que el aeropuerto debió interrumpir durante horas su actividad. "Estamos atrapados, es un caos", dijo un turista que debía regresar a Buenos Aires. 
La tormenta de nieve del viernes y sábado afectó sustancialmente el sistema de servicios de Bariloche que colapsó casi por completo. Durante cerca de 30 horas el 50% de los barrios permanecieron sin electricidad, sin Internet y sin servicio de teléfonos. El corte afectó a más de 70 mil personas mientras anoche aún no se habían normalizado las prestaciones.
En tanto, el servicio público de transporte urbano de pasajeros dejó de funcionar hasta ayer al mediodía ante la negativa de los choferes de circular por las calles tapadas de nieve y hielo. Los servicios de larga y media distancia tuvieron que ser suspendidos por el mal estado de las rutas provinciales y nacionales.
Los vecinos de Bariloche mientras tanto buscaban liberar sus vehículos sepultados bajo kilos de nieve pero prácticamente no podían avanzar ya que las calles estaban resbaladizas por una capa de hielo que aumentaba los riesgos. "Sin cadenas es imposible, perdés el control y el auto va para cualquier lado, podés chocar con otro que está estacionado o terminar contra un árbol o una casa", dijo un barilochense.
Así, la nieve que tanto festejaban los turistas en el Cerro Catedral y otros centros de esquí convertían en un caos la vida en la ciudad. 



Te puede interesar