El petróleo argentino

Sociales 17/07/2017 Por
Leer mas ...
En octubre de 1904, el titular de la división Minas, Geología e Hidrología, ingeniero Enrique M. Hermitte, programó la realización en diversas provincias, para reconocer el subsuelo y relacionarlo con el estudio geológico de superficies. Colaboró el Jefe de la sección Hidrología, ingeniero Julio Krause.
En 1905 los pobladores de Comodoro Rivadavia, faltos de agua potable, lograron que las autoridades enviaran una máquina para perforar, pero el equipo enviado se rompió y el pozo interrumpido.
A fines de 1906, llegaron al país cuatro equipos "Fauck", con capacidad para perforar hasta 500 metros;  y una de esas máquinas fue enviada a Comodoro Rivadavia.
Como jefe de sondeo fue enviado el pocero "J. Fuchs" un alsaciano contratado en Alemania. Las tareas realizadas sin éxito, terminaron por desalentar a los hombres que realizaban la perforación. Se habían superado los 300 metros y no se encontraba agua.
Con el ingeniero Krasue continuaron las perforaciones, hasta alcanzar los 500 metros.
Fuchs efectuó algunas reparaciones al equipo y los trabajos continuaron.
En la mañana del 13 de diciembre de 1907, al alcanzar el pozo los 539 metros, se produjo el descubrimiento del petróleo patagónico. Se dirigió un urgente telegrama al ingeniero Hermitte para anunciar el descubrimiento de "kerosene de la mejor calidad", así rezaba su texto histórico. Se designó el pozo con el Nº 1 (Uno), el cual traté de ubicar en un viaje al sur, insistí ante varias personas de Comodoro Rivadavia, que quería ver el pozo Nº 1, pero coincidieron varios  en que sobre el mismo ya había una edificación.
Efectivamente llegué al lugar indicado del pozo de referencia, y me encontré con una concesionaria de venta de automotores; porfiado el suscripto, insistí que quería saber dónde estaba el Pozo Nº 1, y finalmente me mostraron una placa de bronce, en la que se consignaba que en ese lugar había existido el Pozo Nº 1 (Uno).

Te puede interesar