Tres payasos para divertirse

KAPLUM!
FOTO J. BARRERA KAPLUM!./ Se estrenó el viernes en la escuela Perón y se repuso ayer en la vecinal del barrio Pizzurno.
FOTO J. BARRERA KAPLUM!./ Se estrenó el viernes en la escuela Perón y se repuso ayer en la vecinal del barrio Pizzurno.
Por Emilio Grande (h.). - Con dos funciones se presentó la obra "Kaplum!" de Santiago Culacciati, con la actuación de Matías Streitenberger, Diego Leandro Bailen y Agustina Bermúdez: el viernes en la escuela Perón del barrio 17 de Octubre ante unas 400 personas y se repuso en la tarde fría de ayer en la vecinal del barrio Pizzurno, desbordada de público.
Dentro del género clown, la propuesta de la Compañía Enclenque de La Plata cuenta la historia de tres payasos que representan a tres soldados de una guerra, mostrándose bastante perdidos en el mundo, que recurren en más de una ocasión a un mapa de lo más estrafalario.
Los personajes en cuestión son el jefe alto y pelado, una mujer llamada Orda y Chiquitín, quien se destaca por su versatilidad sobre el escenario montado para la ocasión y el que resulta más querido de la platea.
En los 50 minutos que dura la puesta se presentan situaciones de lo más disparatadas, generando la complicidad de los presentes, especialmente de los más chicos.
La mayor parte del diálogo es en otro idioma, una mezcla de alemán cruzado con algo de inglés y español, sumado a los sonidos onomatopéyicos, que ayudan para comunicarse entre ellos y con los presentes.
Para destacar fueron muy creativos para la comunicación gestual y también en la utilización de las luces y la música. 
Entre los diferentes momentos que se mostraron están los tiros, con silbidos y el efecto del polvo, seguramente simulado con talco; la utilización de unas farolas que sirven de linternas cuando están perdidos; la utilización de una máquina de escribir con el agregado de un timbre, sirviendo para dar mensajes escritos; cuando juegan con una tabla, que sirve como camilla para llevar a Chiquitín; entre otras. 
Se trata de aventuras divertidas durante una larga travesía por distintos lugares, intercambiando al mismo tiempo con juegos, búsquedas que generan un poco de miedo, caídas, golpes de payasos, complicidades entre los tres actores, terminando con la despedida montados en un barco y el aplauso de la gente...

Te puede interesar