Un lujoso anteproyecto para el nuevo edificio del Concejo Municipal de Rafaela

Locales 16/07/2017 Por
Un proyecto que busca una doble estrategia en términos urbanos y amoldar el edificio al entorno inmediato, tomando relaciones de altura con los edificios contiguos. Pertenece, entre otros arquitectos, a Andrés Francesconi.
Ver galería UNA PINTURITA. Plantea una relación más inmediata y abierta con los espacios públicos circundantes.  INNOVADOR. El proyecto busca dialogar con el Palacio Municipal, conformar un conjunto armónico invirtiendo la lógica de llenos y vacíos.
1 / 2 - UNA PINTURITA. Plantea una relación más inmediata y abierta con los espacios públicos circundantes. INNOVADOR. El proyecto busca dialogar con el Palacio Municipal, conformar un conjunto armónico invirtiendo la lógica de llenos y vacíos.
Uno de los proyectos más observados por los rafaelinos mientras duró la muestra, fue el anteproyecto para el nuevo edificio del Concejo Municipal de nuestra ciudad.
Recordemos que esta sección de todos los domingos, busca resaltar las distintas ideas que se han ido pensando a lo largo del tiempo para las ciudades. Todas ellas tienen una base real, una problemática a la cual pretenden dar solución, en general tienen que ver con mejorar la calidad de vida de todos los habitantes, algunas dan una respuesta de manera radical mientras que otras intentan expresarse de un modo que permita factibilizar su realización.
Este anteproyecto pertenece también al arquitecto Andrés Francesconi, Ignacio Carón, Carlos DiNapoli, Germán Müller, Francisco Garrido, Lucas Henquin y a Federico Cairoli.  

NUEVO CONCEJO
El área en la que se inserta el proyecto para el nuevo edificio del Concejo Municipal de Rafaela está caracterizada por una fuerte impronta urbana y simbólica, tanto por su ubicación, frente a la Plaza principal, como por su contexto inmediato, en el mismo predio del Palacio Municipal de Rafaela.
Por tanto, el proyecto busca una doble estrategia en términos urbanos, por un lado amoldar el edificio al entorno inmediato, tomando relaciones de altura con los edificios contiguos, y por el otro, rescatar un espacio existente, el atrio elevado del Palacio Municipal, buscando restablecer a este espacio como un lugar de encuentro y representatividad ciudadana, un punto de referencia en la vida cívica de la ciudad. El vínculo entre este espacio público y su entorno se articula mediante una plaza inclinada que trata de relacionar de manera más clara, natural y directa con el nivel de calle, ya que es el público masivo quien hace de este atrio un “lugar”.
El nuevo edificio, plantea una relación más inmediata y abierta con los espacios públicos circundantes. Para esto se propone un acceso desde el nivel de vereda hacia el interior del edificio, y mediante una conexión por el nivel de subsuelo resolver la problemática de la accesibilidad al Palacio Municipal, sobre todo al área de mayor afluencia de público (subsuelo), como así también conectar funcionalmente estos dos edificios. Esto posibilitaría una potencial reestructuración y ampliación de las áreas de atención al público en el nivel de subsuelo del Palacio Municipal, considerando la posibilidad de alojar algunas dependencias en el 6to piso (hoy ocupado por el Concejo Municipal)
El proyecto propone también otro acceso de público, más masivo, hacia un hall ubicado sobre la plaza elevada, en relación directa a la sala de sesiones y de usos múltiples, potenciando el uso del espacio público, diluyendo los límites entre el interior y el exterior.

PARTE INTERIOR
En cuanto a su funcionamiento interno, el edificio se estructura en niveles de acuerdo a su grado de privacidad: comenzando desde las funciones más públicas en relación con los accesos (hall y sala se sesiones en la planta baja), subiendo hacia los espacios más privados (administración y reuniones en primer piso, oficinas de secretarios y concejales en segundo piso y sala de eventos en tercer piso). El acceso vertical para todos los usos permite operar el edificio de forma simple y económica, tanto en los momentos de mucha actividad como en los de actividad reducida.
El área de oficinas se estructura en planta mediante una crujía simple. Los servicios ubicados sobre la medianera y la circulación longitudinal flanqueada de espacios de uso, plantean una organización sencilla y contundente, asegurando también una gran flexibilidad y adaptabilidad de funciones.
En relación a su imagen, el proyecto busca dialogar con el Palacio Municipal, conformar un conjunto armónico invirtiendo la lógica de llenos y vacíos, pero a su vez generar una imagen institucional propia y reconocible para cada edificio.
La plaza elevada funciona como elemento unificador de los dos edificios (del Concejo y el Palacio Municipal), tanto en términos de imagen, como en términos simbólicos, siendo un espacio de uso público compartido entre ambos edificios.

Te puede interesar