Violento desalojo de la planta de Pepsico

Nacionales 14/07/2017 Por
El establecimiento de Vicente López permanecía ocupado por empleados que reclamaban la reincorporación de despedidos. La Justicia ordenó desalojar y más de 200 efectivos hicieron cumplir la medida aunque no pudieron evitar incidentes.
FOTO NA TENSION. Trabajadores sin trabajo chocaron con la Policía que fue a desalojarlos de Pepsico.
FOTO NA TENSION. Trabajadores sin trabajo chocaron con la Policía que fue a desalojarlos de Pepsico.

 PepsiCo

VIOLENTO DESALOJO DE
LA PLANTA DE PEPSICO

PIE DE FOTO

BUENOS AIRES,14 (NA). - Trabajadores despedidos la planta de producción cerrada por PepsiCo en la localidad de Florida, Vicente López, fueron hoy desalojados por efectivos de la Policía Bonaerense, que reprimieron con gases y balas de goma. El violento desalojo se produjo a primera hora de la mañana en la planta que se mantenía ocupada por los trabajadores a raíz del cierre y, a raíz de los incidentes, fueron detenidas tres personas y alrededor de una decena resultó con heridas. El operativo de desalojo fue ordenado por la jueza de Garantías 3 de San Isidro, Andrea Rodríguez Mentasty, para devolver las instalaciones a la firma de capitales estadounidenses tras el despido de unos 600 empleados. El Gobierno nacional y el bonaerense avalaron el accionar judicial y la actuación de los efectivos de la Policía, en tanto que la oposición repudió en forma unánime el procedimiento hubo protestas en la línea Sarmiento de trenes y en Plaza de Mayo en solidaridad con los trabajadores. Efectivos de Infantería de la Bonaerense despejaron las veredas aledañas a la fábrica con un grupo de choque que arrojó gas pimienta y luego ingresó a la planta para sacar de allí a los trabajadores que estaban en los techos. En ese marco, los uniformados avanzaron en bloque sobre un grupo de unos 70 trabajadores -hombres y mujeres- que se encontraban en el portón principal y destruyó las carpas que habían montado los operarios en la vigilia. Luis Medina, delegado de PepsiCo, dijo que al menos una decena de trabajadores sufrieron heridas leves en medio del operativo, en tanto que fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense señalaron a NA que un total de "diez efectivos de infantería y cinco de policía de seguridad" recibieron lesiones. Además, la sargento Natalia Soledad Tapia Almeyda sufrió la fractura expuesta de tibia y peroné en la pierna derecha producto del golpe de una piedra arrojada desde el techo de la fábrica, de acuerdo al diagnóstico que recibió en la guardia del Hospital Municipal de Vicente López. En total fueron demoradas tres personas que se encontraban en el interior de la planta, entre ellas el supuesto responsable de ese piedrazo, aunque todas habían recuperado la libertad pocas horas después de los hechos, confirmaron a NA fuentes oficiales. El fiscal Gastón Larramendi, quien había pedido el desalojo de la planta, justificó la medida al señalar que "hubo una intrusión ilegal de los trabajadores", aunque aclaró que la Justicia "no cuestiona el reclamo gremial" por los despidos. "La empresa está ubicada en una zona residencial, de hecho hay dos colegios muy cerca. Yo respeto la legalidad, no se trata de perseguir por perseguir en sí mismo, pero hubo una intrusión ilegal por parte de los trabajadores. La orden de la jueza es el reintegro de la planta a los propietarios", sostuvo el fiscal en declaraciones a radio El Mundo. Tras el desalojo, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, consideró por su parte que el Gobierno bonaerense "hizo lo que tenía que hacer" en la planta de PepsiCo, y resaltó que "hubo hechos de violencia" por parte de los trabajadores. "Había una orden de desalojo, donde la policía actuó dentro del protocolo de seguridad", insistió Bullrich. Su par bonaerense, Cristian Ritondo, se expresó en la misma línea y sostuvo que "cuando hay una orden judicial hay que respetarla".  Esa orden hablaba de desalojo. Y nosotros somos el brazo de la Justicia", afirmó Ritondo. La situación generó sin embargo un fuerte repudio de dirigentes de la oposición como Cristina Kirchner, Sergio Massa, referentes del randazzismo y la izquierda, que cuestionaron la represión en la planta ubicada en Vicente López. Además, en solidaridad con los trabajadores, ferroviarios del tren Sarmiento paralizaron la línea en horas de la mañana. En un comunicado, la empresa PepsiCo lamentó "profundamente que algunas personas hayan resultado heridas" durante el desalojo, pero remarcó que "respeta la ley y las decisiones tomadas por el fiscal y la jueza con respecto a un pequeño grupo que ilegalmente ocupaba la planta de Florida". Los operarios decidieron ocupar las instalaciones de la empresa de capitales estadounidenses el 26 de junio pasado, seis días después de que la firma cerrara de forma imprevista y comunicara la situación pegando un cartel en el portón principal. La planta tenía 537 empleados, de los cuales unos 450 ya aceptaron el acuerdo alcanzado por la firma alimenticia y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), que conduce el exsecretario general de la CGT Rodolfo Daer.

Te puede interesar