Molestia innecesaria

Policiales 12/07/2017 Por
Leer mas ...
Cuando un simple acto de gestión pública se convierte en una puesta de escena política hay algo que no funciona bien. Ayer el Ministerio de Seguridad debió haber sido sancionado por alterar el orden público, una contravención que obliga a la propia Policía a actuar. 
¿Qué necesidad había de desplegar las nuevas camionetas entregadas a distintas dependencias de la Unidad Regional V en la avenida Santa Fe? El impacto en el tránsito fue notorio en uno de los nudos viales más complicados que tiene Rafaela en su trama urbana. El caos hizo que automovilistas cansados de esperar en la avenida Santa Fe, al este de la Jefatura, realizaran maniobras con cierto riesgo para continuar estancados en ese lugar sin que nadie les brindara respuestas. 
Ni hablar de la contaminación sonora cuando todas las sirenas comenzaron a sonar al mismo tiempo. La primera reacción es de sorpresa y de incertidumbre de la gente. Los que pasan cerca comprenden después de un minuto el alboroto. Los que viven cerca no comprenden qué sucede, si hubo un accidente grave o qué está sucediendo para escuchar tantas sirenas.
La organización falló, está claro. Quizás deba buscarse un espacio con mayor comodidad para la próxima entrega de móviles policiales. 

Te puede interesar