Editorial

La Palabra 08/07/2017 Por
La sugerencia

El texto había llegado por correo electrónico con especial advertencia de que merecía su lectura. El contacto que lo enviaba sugería además su interés en poder ubicar a la autora aclarando “si no fuera porque está demasiado lejos” teniendo en cuenta que vivía en España. Lo tomamos como un sutil desafío. Para muchas cuestiones las redes sociales son beneficiosas, y ésta es una de ellas. Tratamos de encontrar a la escritora que había dejado plasmado ese mensaje cual pensamiento en voz alta que se fue difundiendo con las mejores intenciones de ser un bálsamo para el alma de tantos navegantes del ciberespacio. Hoy esta mujer de la pluma y la palabra es nuestra entrevistada, y su aporte de aquella vez, aunque muy viajado por aquí y por allá, lo entregamos también para quienes no lo habían leído. Su trayectoria se inició con el periodismo, continuó con los medios de comunicación, la historia, el arte, participó de la militancia de género, se instaló en la producción literaria, llegaron premios y reconocimientos de alto nivel, y devino en editora. Todo por su sensibilidad y firmeza, aunque parecieran palabras antagónicas. Como ella misma dice: “Prestar la voz, para que los que no la tienen, sean escuchados”.           

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar