Audi RS 5 Coupé: un rendimiento deportivo y un estilo más elegante

Automotores 30/06/2017 Por
Leer mas ...
Audi ha trazado un esquema de refinamiento para el nuevo RS 5 mucho más complejo de lo que a priori cabría esperar, a pesar de que estamos hablando de un cambio de generación.
La idea principal de la que nació el primer boceto era la de hacer un coche más adaptado al día a día pero sin perder eficacia en términos de rendimiento. Dicho de otra manera, "un coche muy deportivo pero en ningún caso agresivo". Son las palabras con las que lo presentaba Stephan Winkelmann, máximo responsable de Audi Sport.
Todo, pues, en este modelo es nuevo. Para empezar, el conjunto es más liviano (60 kg menos). El motor es un V6 2.9 TFSI biturbo de 450 CV que sustituye al atmosférico V8 de 4,2 litros con la misma cifra de potencia. ¿En qué se nota? Básicamente en que se incrementa el par en 170 Nm y la fuerza se transmite a través de la caja tiptronic de 8 velocidades, en vez de la S tronic de doble embrague y 7 velocidades. Una caja, eso sí, adaptada a la conducción deportiva cuya transición entre marchas es más suave que la de doble embrague. En este sentido el cambio 'pierde' un poco de efectividad pero no es nada brusco.

CONSUMO
Como era de esperar, además, se reduce notablemente la cifra de consumo.
Lo comprobamos al circular por autopista con el modo de conducción 'Comfort' activado, a velocidad de crucero, momento en el que, sorprendentemente, se puede bajar de 7 l/100 km de media. Según cifras oficiales, la media de reducción de consumo es del 17%.
El anterior Audi RS 5 poco menos que te hacía sentir un experimentado conductor, con ciertas dotes para circular por encima de la media en zonas complicadas. Con el nuevo, cuando sales del coche directamente vas en busca del podio para celebrar, como mínimo, un campeonato. Porque es un coche que es muy sencillo de manejar, ponerlo al límite y que sus reacciones sean muy nobles.
Frena muy bien y el golpe de gas es inmediato para salir de la curva con seguridad, colocando el 'morro' exactamente donde queremos. La tracción total Quattro sigue siendo mecánica con diferencial central de serie y trasero deportivo en opción.
De serie dispone de suspensión deportiva RS, que reduce la altura de la carrocería en 7 mm respecto al A5 Coupé, pero es más que recomendable asociarla al sistema variable DRC (Dynamic Ride Control) porque es, precisamente, el que delimita los diferentes tipos de conducción que se pueden llevar a cabo con este coche.
Cuando buscamos deportividad el coche se pega a la carretera pero si queremos ir de forma tranquila, a veces hasta se nos olvida que estamos conduciendo un RS 5 de lo confortable que resulta. También es muy recomendable la opción de los frenos cerámicos, que reducen el peso en 5 kg, y la dirección con puesta a punto específica RS.

DISEÑO MÁS
ELEGANTE
Estéticamente también se percibe un cambio de orientación en la gama RS desde la llegada de Winkelmann a Audi Sport, que se materializa en este RS 5 y se traduce en unas líneas bastante más suaves.
La carrocería tiene una gran 'planta' debido a los pasos de rueda ensanchados, pero abusa menos de las aristas. Es más elegante, debido también a su condición de Gran Turismo.
Como novedad cuenta con una parrilla completamente diferente al resto de la gama A5/S5, más ancha y plana, y unas tomas de aire junto a los grupos ópticos. Otra de las novedades para esta nueva generación es el techo de carbono opcional, con doble función: estética y funcional (reduce el peso en 3 kg).
En el habitáculo, diseñado para cuatro ocupantes, hay algo más de espacio por el incremento de cotas. El equipamiento es el más alto de la familia A5 e incluye el Audi Virtual Cockpit con pantalla TFT de 31,2 cm y 1.440 x 540 px de resolución, con información específica sobre presión de neumáticos, nivel de potencia y par que se está utilizando en cada momento y fuerzas G.
Por otro lado, la regulación automática de los asientos dispone de una función que recoge la zona lumbar hasta el punto de que los asientos se convierten, sí así lo desean piloto y copiloto, en 'semibacquet' de competición.
De base, el Audi RS 5 incorpora, por ejemplo, llantas de aluminio de 20 pulgadas, iluminación led, climatizador de tres zonas, sistema MMI Navigation plus con MMI Couch, sistema de escape RS y sistema de conducción dinámica Audi drive select, asientos deportivos cuero-Alcántara, volante deportivo multifunción y pedales acabados en acero, entre otros, a un precio base de 99.390 euros.
De momento no hay información sobre si habrá un Audi RS5 cabriolet, aunque es previsible teniendo en cuenta que sí lo hubo en la primera generación. (Fuente: El Mundo Motor) .

Te puede interesar