Lifschitz no descartó inaugurar el acueducto durante su gestión

Locales 27 de junio Por
El Gobernador anunció la licitación de la segunda etapa del Acueducto Desvío Arijón que beneficiará a Rafaela, entre otras localidades, con una inversión de casi $ 2.700 millones. La obra avanzará en cinco frentes simultáneos y tiene un plazo de ejecución de 24 meses. Satisfacción de las autoridades rafaelinas. El 23 de agosto se abren los sobres.
FOTO LA OPINION  FORMULA. El gobernador Lifschitz y el vicegobernador Fascendini encabezaron el acto en una amplia mesa a la que se sumaron Calvo y Bonafede.
FOTO LA OPINION FORMULA. El gobernador Lifschitz y el vicegobernador Fascendini encabezaron el acto en una amplia mesa a la que se sumaron Calvo y Bonafede.
(Enviado especial a Santa Fe). - Con el anuncio de la licitación de la segunda etapa del acueducto Desvío Arijón que ayer realizó un optimista gobernador, Miguel Lifschitz, se cierra una etapa de una obra tan reclamada por Rafaela y por la cual, vaya paradoja, "ha corrido mucha agua bajo el puente". Es que recién diez años después de que Hermes Binner diera de baja la primera licitación impulsada por Jorge Obeid, el Gobierno provincial ahora sí dio pasos concretos para avanzar en la solución definitiva de una problemática que ha condicionado el crecimiento de esta ciudad al no contar con agua potable suficiente para nuevas urbanizaciones. 
Generoso, Lifschitz encabezó una ceremonia desde la mesa principal a la que invitó a todos a participar, desde el vicegobernador Carlos Fascendini hasta los senadores Alcides Calvo, Rubén Pirola y Emilio Jatón, sus ministros de Infraestructura, Carlos Garibay y de Economía, Gonzalo Saglione. Y a modo de gesto político también le hizo lugar al presidente del Concejo Municipal de Rafaela, Silvio Bonafede, a cargo de la intendencia por la ausencia de Luis Castellano. 
El Gobernador informó que la provincia recibió la aprobación del crédito gestionado ante el Fondo de Abu Dabi para el Desarrollo (ADFD) para financiar la segunda etapa del acueducto Desvío Arijón, por 80 millones de dólares. Y con esta certeza anunció el llamado a licitación para la ejecución de una obra que avanzará en cinco frentes y demandará una inversión superior a los 2.600 millones de pesos durante los 24 meses de plazo. 
El recorrido del acueducto incluirá a las localidades de Matilde, San Mariano, Sa Pereyra, Angélica, Susana, Rafaela, San Carlos Centro y San Carlos Sur, beneficiando a más de 300 mil santafesinos se informó al tiempo que en el futuro se podrá extender a otros pueblos y ciudades, como Sunchales. 
A partir de la aprobación del Fondo de Abu Dabi, la provincia accedió a un financiamiento crediticio por U$S 80 millones que le permitirán costear el 50% del monto total que se prevé invertir en la ejecución de la segunda etapa del Acueducto Desvío Arijón. El préstamo es a 15 años, con una tasa de interés del 5% anual y los fondos serán desembolsados por el organismo en forma mensual, a partir de la certificación del avance en la ejecución de las obras, explicó Saglione.
Lifschitz, quien capitalizó al máximo el anuncio en medio de un fuerte proceso de inversión en infraestructura, consideró que "esta es una obra clave porque viene a resolver un problema histórico de Rafaela y de todas las localidades del departamento Las Colonias y Castellanos, que han tenido problemas con la calidad y la provisión del agua potable desde siempre, y que se han ido agudizando con el correr del tiempo".
El mandatario provincial no desconoció el pasado al admitir que "la solución que estamos encarando se demoró por distintas razones" pero elogió un discurso positivo asegurando que "hoy podemos celebrar que, con mucha perseverancia y constancia, siguiendo las gestiones y trámites, hemos logrado el financiamiento".
Y nuevamente deslizó la decisión política de su gestión detrás del faraónico proyecto: "Es bueno aclarar que el financiamiento externo no abarca la totalidad del monto de la obra, sino aproximadamente un 50%. El otro 50%, de esos casi 2.700 millones de pesos, va a ser financiado con recursos propios de la provincia". Agregó que "en los próximos 24 meses, así como el Fondo va a desembolsar su parte, también desde el Presupuesto provincial haremos nuestra parte: unos 1.400 millones de pesos para hacer viable a este proyecto en un plazo corto".
Desde una cuestión operativa, señaló que "hemos elegido licitar la obra en cinco tramos, para que haya más empresas participando; empresas de Santa Fe, que si lo hubiéramos hecho en un solo paquete quizás las firmas locales no hubieran tenido chance” y aclaró que “ninguna empresa puede tomar más de dos tramos".
Y no ocultó su deseo de inaugurar esta obra antes de terminar su gestión en la Casa Gris, en diciembre de 2019. "Si se cumplen los plazos, estaremos inaugurando en dos años esta importantísima obra que tiene un profundo contenido social, de equidad e igualdad para todos los santafesinos: garantizar el derecho al agua potable", se arriesgó.
Por otra parte, el mandatario provincial anticipó que en las próximas semanas enviará un proyecto de Ley a la Legislatura con el que se buscará "regular la administración de los acueductos, los costos de las tarifas que van a ser diferenciales y una estrategia para generar un mecanismo igualitario para todos los ciudadanos de Santa Fe, para que entre todos colaboremos para que el agua llegue a todos los rincones de la provincia, con las mismas condiciones y costos".

EL 23 DE AGOSTO
El ministro Saglione manifestó que "el 23 de agosto se abrirán los sobres con los antecedentes técnicos de los oferentes, por lo que esperamos adjudicar la obra lo antes posible". Para el funcionario esta "licitación es la más grande de nuestro gobierno, de hecho debemos retrotraernos mucho para encontrar una obra tan significativa en volumen de inversión: es la operación de préstamo directa ante un organismo internacional más grande luego del otorgado por el Banco Mundial para la transformación en autovía de la Ruta Provincial N° 19. En aquella oportunidad, el préstamo fue por 126 millones de dólares y este es por 80 millones de dólares".
Y en cierta medida, Saglione expresó que Santa Fe accede a un crédito de Abu Dabi muy ventajoso que premia su situación fiscal ordenada y bajo endeudamiento. "A este préstamo, la provincia lo consigue en condiciones sumamente favorables que permiten distinguirnos de otros financiamientos, fundamentalmente aquellos provenientes del mercado de capitales", puntualizó. "Se trata un préstamo con un plazo de amortización de 15 años, tres años de gracia y una tasa de interés y costo financiero total anual del 5%, muy por debajo de la tasa con la cual se financian otros estados subnacionales e incluso el Estado Nacional", enfatizó.
"Santa Fe es la provincia donde más se incrementó la obra pública: un 80% en la ejecución en 2016 respecto de 2015, y en los primeros cinco meses de 2017, creció 168% contra igual período del año anterior", finalizó Saglione al ponderar la gestión de Lifschitz.
En pocas palabras, Garibay recordó que en Desvío Arijón ya se terminó de construir la planta de captación y potabilización de agua desde el Río Paraná y que ahora sigue la segunda etapa que reside en el tendido de los caños.


Pedro Ulman

Secretario Redacción. Diario La Opinión

Te puede interesar