CrossOver, la etiqueta perfecta: tracción, dinámica y seguridad

Automotores 27 de junio Por
Leer mas ...

La proliferación de diversos tipos de vehículos pone en ocasiones en jaque definir a qué categoría y segmento pertenece. No son pocas las veces que nos encontramos preguntándonos ¿es un automóvil, un sport utility, una van, un monovolumen o de qué se trata?
Hace unos años, para identificar vehículos que satisfacían las necesidades de diversos tipos de usuarios (familia, esparcimiento, capacidad para salir del asfalto, etcétera) surgió la categoría crossover. Desde entonces, a muchos modelos le han colgado esta etiqueta, pero a pocos les cae a la perfección como al Audi A4 Allroad quattro 2.0 TFSI probado por la nación.
¿Por qué? Simple: esta variante de la familia A4 tiene todo lo necesario para ser un legítimo crossover: mecánica potente, tracción integral, interior amplio para pasajeros y carga, gran equipamiento, mucha tecnología, impecable comportamiento dinámico y notable confort de marcha. En suma, un vehículo capaz de ofrecer sus servicios a una familia en la ciudad, realizar viajes extensos, aventurarse en caminos de ripio y tierra, y brindar máxima seguridad.
Esta polivalencia se sustenta en un conjunto impulsor de vanguardia compuesto por el motor 2.0 TFSI naftero de 4 cilindros en línea que, con inyección directa (estratificada a alta presión) de combustible, sistema variable de la alzada de las 16 válvulas y turbocompresor, entrega una generosa potencia de 252 CV entre 5000 y 6000 rpm, además de un par motor de 370 Nm (37,8 kgm) en el amplio rango de 1600 (cuando el turbo comienza a soplar con decisión) a 4500 revoluciones. Esta característica resalta en la capacidad de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,3 s y en recuperar de 80 a 120 km/h en sólo 3,9 s, además de estar por debajo de los 14 s en la prueba de 0 a 400 m (13,9 s).
En esta brillante performance también tiene mucho que ver la veloz y eficiente transmisión automática S tronic de 7 marchas del tipo de doble embrague, que cambia con suma rapidez y precisión por sí sola (modo automático normal o sport), pero que además ofrece hacer los cambios en forma manual-secuencial (sport) con las prácticas levas en el volante (paddle-shifts) estilo auto de carrera. Este A4 Allroad cuenta con el sistema Drive Select, que permite configurar la electrónica del conjunto motriz (motor-caja-tracción), así como la dirección eléctrica, los controles de seguridad activos (estabilidad, tracción, velocidad de crucero adaptativo y otros) para adecuar el comportamiento de este A4 Allroad a todo tipo de situación de marcha con los modos Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual.
Puede suponerse que con este nivel de potencia y aceleración el A4 Allroad consume mucho combustible. Pues no; es más que razonable: en ciudad, el gasto es de 10,2 L/100 km, mientras que en autopista (120 km/h) arroja un consumo de 8,4 L/100 km. Cabe acotar que en ciudad ayuda mucho el eficiente sistema Start&Stop del motor en semáforos, pasos a nivel y atascos.
Tanto en el rendimiento como en el impecable comportamiento dinámico (dobla y frena con mucha solvencia), influye el sistema inteligente de tracción integral (en las cuatro ruedas) quattro de la marca de los anillos, que asegura un muy buen agarre en asfalto, tanto seco como mojado, y en condiciones más adversas como ripio, tierra u otras superficies de bajo coeficiente de adherencia, para las que, además, puede configurarse la suspensión en un modo especial. Queda claro que no es un off-road puro, pero cumple a la perfección el rol de crossover todocamino.
El interior es muy cómodo en las cinco plazas, aprovechando la larga distancia entre ejes de 2,818 m que, junto con la carrocería tipo station wagon (rural), también ofrece un amplio compartimiento de carga de 505 L, que puede aumentar hasta 1510 rebatiendo el asiento posterior.
La posición de manejo es excelente, tanto por la postura como por el confort de la butaca con múltiples regulaciones eléctricas (igual para la del acompañante) y el estupendo Virtual cockpit, tablero íntegramente digital, que puede configurarse a gusto para desplegar todo tipo de información y hasta los mapas en primer plano. Además, la vida a bordo es muy confortable y segura gracias al alto nivel de equipamiento sin faltantes que incluye climatizador de 3 zonas; airbags frontales, laterales y de cortina; luces de xenón (asegura una gran iluminación rutera) y mucho más. Eso sí, la rueda de auxilio es estilo europeo: plegable (temporal) y con el compresor para inflarla.

Te puede interesar