Elección paso a paso

Notas de Opinión 25 de junio Por
Leer mas ...
El cierre de inscripción de candidaturas, que se producía anoche y tal vez ni siquiera por estas horas del domingo sean todavía debidamente conocidas, no altera conceptos ni modifica lo que puede decirse sobre los hechos que nos sacuden casi todos los días. Es que los candidatos, o pre para decirlo más apropiadamente, son casi siempre los mismos. La ruleta gira pero cae siempre en los mismos números, que son aquellos que marca el dedo mayor de cada uno de los grupos -en este tiempo así cabe decirlo pues los partidos están siendo literalmente arrasados-, marcando además la absoluta inutilidad de las PASO, desvirtuadas en el sentido de participación y competencia interna de cada una de las agrupaciones. 
Al momento de crearse esta ley en 2009, impulsada por Néstor Kirchner como reacción-bronca por la derrota que venía de sufrir en las legislativas de junio de ese año -cuando compartió boleta con Scioli y Massa-, siendo sus vencedores De Narváez y Solá con el abierto respaldo del hoy presidente Macri, no se tuvo en cuenta aquello de hecha la ley hecha la trampa, más aún cuando hay políticos de por medio. Veamos sino el descalabro que se ha hecho de las PASO, donde compiten muy pocos y en el caso de hacerlo, es por simple confraternidad o bien para ponerle tropiezos a un tercero (ver caso Ishi en Buenos Aires). Lo que queda como más resonante del comicio primario del 13 de agosto es que se gastarán, bien puede decirse innecesariamente, 2.600 millones de pesos. Con la falta que hacen, con tantas necesidades sin cubrir por falta de recursos, es una pena, aunque se admitan las opiniones opuestas, que también circulan.
Donde también hay opiniones confrontadas es en la toma de deuda de 2.750 millones de dólares a 100 años. Desde el gobierno lo anuncian como positivo, que nos presten a tan largo plazo sólo 18 meses después de salir del default, ámbito en el cual también prevalece la decepción luego de la postergación de elevar a la Argentina a la categoría de "mercado emergente". Pero la realidad es otra, volvieron a meter la pata, como hace unos días con las pensiones por invalidez debiendo retroceder, lo que no podrán hacer ahora. Primero, pagamos una tasa de 7,92% que es casi el doble que la de Bolivia por los préstamos. Segundo, en los primeros 13 años el prestamista recuperará la suma prestada y luego le quedarán 87 años para seguir cobrando intereses. Pavada de negocio.
Antes, cuando se hablaba de estos asuntos se pensaba qué país le íbamos a dejar a nuestros hijos; hoy en cambio, hay que hablar de nietos, bisnietos y choznos. Si así se interpreta el gradualismo, nos reservamos la opinión.
En Rosario Macri izó la bandera de la economía -una forma de decir-, en un discurso breve tal vez porque no haya mucho que decir, insistiendo en que se ha comenzado a crecer, que tendremos la inflación más baja de los últimos ocho años, aunque no se olvidó de recordar que "todavía falta mucho". Y vaya si falta, pues la gente no siente ni cerca lo que baja del discurso. Contrasta la estadística dando cuenta que la mitad de los asalariados gana 8.500 mensuales con el pedido de 15.000 que hace la CGT para el salario mínimo, más lejos aún de los 6.400 del mínimo jubilatorio.
También casi simultáneamente, pues todo cae en avalancha, nos enteramos del trabajo del cordobés Nadin Argañaraz dando cuenta que cada trabajador en blanco debe laborar entre 174 y 206 días al año para pagar impuestos y tasas. No es exagerado entonces decir que más de medio año se lo llevan los gobiernos nacional, provincial y municipal. Un enorme embudo que devora recursos como troglodita, que es justamente uno de los grandes temas por solucionar. Pero ¿quién le pone el cascabel al gato? si cuando apenas se intenta el más mínimo recorte las reacciones son paros, movilizaciones y disturbios que generalmente terminan en caos, justo lo que pretende instalar.
Además del acto-ligth de Rosario, ese mismo martes casi toda la atención la tuvo el acto de Cristina, iniciando nueva postura muy maquillada aunque sin lanzamiento de candidatura respondiendo a su estilo de último minuto, dejando en cambio maltrecho al PJ. La otra convocatoria, menos numerosa, fue ante Comodoro Py en reclamo de jueces que se animen a dictar justicia y bajen la bandera de la impunidad.
Para el cierre, algunas líneas no para opinar pero sí para pensar, sobre el papa Francisco que vendrá de visita por esta región del mundo -llegará a Chile-, pero sin bajar a la Argentina. Una decisión a la cual se le dan disímiles interpretaciones, más aún cuando se supo que volvió a invitar a la procuradora Gils Carbó.

Te puede interesar