Hyundai Kona: diseño y eficacia

Automotores 20/06/2017 Por
Leer mas ...
Lo primero que llama la atención al ver el nuevo Kona es su aspecto, nada continuísta sino dotado de auténtica personalidad.
"Queremos dejar de hacer clones y diseñar vehículos únicos, con carácter; que cada gama tenga su estilo", afirmaba el vicepresidente de diseño de Hyundai, Luc Donckerwolke, aunque reconocía que su aporte en este coche ha sido poco y en la fase final, pues se incorporó hace algo más de un año procedente de Seat, donde llegó con un gran prestigio tras sus excelentes trabajos en muy diversas marcas del Grupo Volkswagen, entre ellas, Bentley, Audi y Lamborghini.
El Kona es el primer producto de la gama coreana en el segmento B de los todoterreno, que engloba a los compactos de algo más de cuatro metros de longitud (éste tiene 4,165) y, a pesar de la silueta característica de ese tipo de vehículos, no tiene una altura excesiva al suelo, lo que unido a su anchura generosa, le da aspecto de fortaleza y deportividad.

FRENTE
En el frontal se destaca la voluminosa parrilla del radiador en forma de cascada, con unos afilados faros principales de LED en una posición elevada, más otros grupos ópticos auxiliares situados por debajo y que están enmarcados por la prolongación de los aletines de plástico que hay sobre los pasos de rueda. Ese esquema peculiar se repite con las luces de la parte trasera. Completa el envoltorio un lateral de apariencia robusta, donde resalta la forma de aleta de tiburón del pilar C, el posterior, que prolonga la silueta del escualo a través de la línea que se dibuja por debajo de las ventanillas.
Este llamativo exterior contrasta con un interior conservador, limpio y sencillo, siguiendo la filosofía de que es donde más tiempo se pasa y nada debe distraer la tarea principal del conductor. Lo que sí se ha buscado es aprovechar el espacio al máximo, dabas las pequeñas dimensiones del vehículo.

ESPACIOSO
Voladizos cortos y una amplia distancia entre ejes, junto a un esquema de la suspensión trasera y de los bajos pensados para no restar espacio al habitáculo, favorecen que cuatro personas puedan viajar con suficiente holgura, sin estrecheces, y con el hueco necesario para las piernas y la cabeza de los ocupantes de atrás, incluso si su talla supera los 1,80 metros.
Como suele ser norma en los lanzamientos más recientes, la seguridad y la conectividad juegan un papel destacado, incluso en coches de las categorías más sencillas. Con la ayuda de cámaras y radares, el Kona cuenta con detalles como el asistente de colisión frontal, que frena de forma autónoma para evitar o minimizar los riesgos de una colisión y la ayuda para mantenerse en el carril, entre otros adelantos. (Fuente: El Mundo Motor).

Te puede interesar