"Los hermanamientos son una familia"

Locales 19/06/2017 Por
Así los definió el intendente Castellano. "Van mucho más allá de celebrar, recordar y hacer actos: deben ser una sumatoria de políticas para seguir avanzando en esta epopeya que comenzó hace más de 130 años", manifestó, durante la sesión extraordinaria celebrada ayer el seno del Concejo fossanense. Se consolida la intención de trabajar en red por el desarrollo de Rafaela y las localidades involucradas.
FOTO E. GRANDE DISCURSO./ Castellano habla en el Consiglio Comunale (Concejo Municipal) de Fossano
FOTO E. GRANDE DISCURSO./ Castellano habla en el Consiglio Comunale (Concejo Municipal) de Fossano
En la víspera, domingo 18,se realizó en la ciudad hermana de Fossano (Italia) una sesión especial del Concejo de dicha localidad, para conmemorar el vigésimo aniversario entre aquella población y Rafaela.
Los anfitriones, que además incluyeron la celebración de su hermandad con Camponogara (región del Véneto, Italia), dispusieron la ceremonia en la Sala Rossa de la sede comunal, con la participación del alcalde local, Davide Sordella, de Rafaela, Luis Castellano, de Sigmaringendorf, Alois Henne, y de Carcabuey, Juan Miguel Sánchez Cabezuelo. Asistieron, asimismo, los primeros mandatarios de la mencionada ciudad veneciana y de Długołęka (Polonia), con la que Fossano también mantiene un "gemellaggio".
Junto con la máxima autoridad municipal rafaelina, estuvieron presentes el edil Germán Bottero, en representación del Concejo de Rafaela (quien entregó una placa recordativa), el diputado provincial Roberto Mirabella, quien hizo entrega de las declaraciones de interés de la Cámara de Senadores de Santa Fe (en nombre del senador Alcides Calvo) y de la Cámara de Diputados provincial.
Asistieron, asimismo, el secretario de Desarrollo Económico, Innovación y Relaciones Internacionales del municipio rafaelino, Marcos Corach, y los respectivos presidentes de la Comisión de la Hermandad Rafaela-Fossano y la entidad par fossanense (el Comitato): Raimelda Rastelli y Luca Bosio.

Mensaje de Castellano
"Los hermanamientos son una familia", manifestó el Intendente de nuestra ciudad al hacer uso de la palabra. "Nunca hemos sentido nosotros, desde la primera que vinimos a Fossano -y seguramente así también lo sienten los fossanenses cuando nos visitan- que estamos en una ciudad extranjera; sentimos que es una ciudad de las nuestras", reflexionó.
Luego, el primer mandatario trazó una comparación entre ambas localidades, para señalar diferencias físicas e históricas y ponderar las similitudes afectivas:
"Fossano se inició en el siglo XIII, hace unos 700 años; Rafaela hace apenas 136 años, y vamos con mucho orgullo a buscar nuestro primer siglo y medio, estamos muy esperanzados con estos 150 años".
"Las calles medievales de Fossano, su arquitectura de piedra y sus techos de tejas, rodeados de montañas, contrastan con la amplitud de nuestras calles y bulevares rodeados de una llanura muy grande".
"Pero lo que más importa no son esas diferencias, sino las similitudes: los sentimientos, las lágrimas y sonrisas de emoción con que nos encontramos cada vez".
"Esos sentimientos son los que nos mueven hacia adelante", prosiguió. "Sin pasado no hay futuro, y tenemos la responsabilidad de pensar en el futuro ya no de manera bilateral: Rafaela-Fossano, Rafaela-Sigmaringendorf, Rafaela-Carcabuey, Fossano-Camponogara, Fossano-Długołęka, sino como una red, en conjunto; esa es la base sobre la que asentamos el futuro de las hermandades", explicó.
"Así lo dejamos escrito ayer en el documento en el que se establecen líneas de trabajo sobre la educación, la cultura, el deporte, el cuidado del ambiente, la producción, es decir, varias ramas en las que vamos a trabajar con el objetivo fundamental de mantener viva la llama de esta familia de ciudades, y de sumar a muchos más jóvenes", anunció, en relación al convenio firmado en la víspera.
"Los hermanamientos van mucho más allá de celebrar, recordar y hacer actos: deben ser una sumatoria de políticas para seguir avanzando en esta epopeya que comenzó hace más de 130 años".
En alusión a este mensaje, Castellano hizo una entrega a su par fossanense, de una placa conmemorativa en la que se lee una línea de un poema de Mario Veccchioli: "...porque la antigüedad del surco es todavía demasiado joven".

Te puede interesar