Hoyos, consagrado

Deportes 18/06/2017
Leer mas ...
Lucas Hoyos (9): Sacó todos los remates que le tiraron con una soltura impresionante. El gol fue tal, solo porque se desvió en el camino. Cambió algunas dudas con una seguridad y velocidad notables.

Oscar Carniello (7): Mucha tranquilidad para jugar en desventaja numérica.

Teófilo Paredes (8): Marcó a 2 y hasta 3 rivales a la vez, cuando Quilmes se plantó en el área. Rápido y valiente para salir a anticipar, aún corriendo riesgos.

Gastón Campi (8): Una generosidad que ya no sorprende y la capacidad para rechazar todo. Hasta le alcanzó para subir a buscar la victoria con 2 hombres menos. Se lo va a extrañar.

Lucas Blondel (7): Serenidad en un panorama complejo, sin tabúes por el perfil cambiado. Se sostuvo en cancha con una amarilla desde el primer tiempo, mostrando una madurez inusitada.

Lucas Pittinari (6): El que más corre, siempre. ¿Qué hay que hacer para que se quede?

Emiliano Romero (7): Nunca llegó tarde a un cruce y, ante mayoría de camisetas rivales, al menos entorpeció los avances de Quilmes. Nunca pegó una patada, a pesar de las tropelías de Beligoy.

Gabriel Gudiño (4): Se fue expulsado por protestar y pegar, luego de haber estado cerca en muchos partidos. Cierra el campeonato de mala manera y en flojo nivel.

Fernando Luna (7): El que mejor juega, siempre. Cayó varias veces en posición adelantada y definió mal en 2 opciones demasiado claras.

Enzo Gaggi (6): Alternó buenas y malas, como le corresponde a un juvenil en su tercer partido. A veces traslada demasiado, pero tiene tanto aire que nunca queda fuera de acción. Ojo, es un proyecto.

Leandro Díaz (4): Mucha protesta, poca productividad.

Mauro Albertengo (5): El gol no es lo suyo, lamentablemente. Entró con campo para correr y desesperación del rival, pero nunca pudo darle final feliz la jugada.

Diego Montiel y Kevin Itabel (-): Sin calificación, poco tiempo en el terreno de juego.

Te puede interesar