Editorial

La Palabra 17/06/2017
Todos somos

La historia de nuestro entrevistado puede ser la de muchos de nosotros. Claro que no se desarrolló hasta el final como la de él. Pero todos alguna vez nos dedicamos a juntar objetos,  porque ese destino de fetichista acompaña a los mortales en algún momento de sus vidas. El ritual de conseguir figuritas, coleccionar autitos, reunir muñecas de porcelana, lograr esos llaveros, y más aun, poder tener acceso al elemento más difícil de la colección justifica esa entrega para que el desafío siga en pie. Esta vez los protagonistas son cuatro músicos que señalaron un hito en la historia universal. Y lo que generaron superó ampliamente los temas musicales que grabaron. Hoy siguen perpetuados en la escena mundial como ídolos populares en todos los continentes. Prueba de ello es el conjunto de elementos que conforman el patrimonio del  Museo Beatle de nuestro país, un lugar que tiene presencia como el mayor en cantidad de piezas ya que posee una colección avalada en dos oportunidades por Guinness World Records como la más grande del mundo.

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar