Se esperan las decisiones de la “reestructuración” de SanCor

Suplemento Rural 01 de junio Por
Se avanzaría en el cierre de 4 plantas: Centeno, Brinkmann, Coronel Moldes y Charlone. Buscan alternativas para que no se pierdan los puestos de trabajo
FOTO ARCHIVO CENTENO. La planta dejará de pertenecer a SanCor CUL.
FOTO ARCHIVO CENTENO. La planta dejará de pertenecer a SanCor CUL.

El pasado martes la asamblea de concejeros de SanCor Cooperativas Unidas Limitada avaló la implementación del “Plan SanCor”, que consiste en una reconversión concreta de la compañía hacia una maximización económica de sus recursos. Además se vio visto bueno a la conformación del fideicomiso a través del aporte de $ 450 millones por parte del gobierno nacional, luego del acuerdo del que participó ATILRA.

Dentro de la autorización al Consejo Directivo para “reestructurar” se incluye la venia a los directivos a negociar cuatro plantas industriales: Centeno, en nuestra provincia, las cordobesas de Coronel Moldes y Brinkmann y la de Charlone, en Buenos Aires. Por lo pronto desde la firma ya aseguran que ya hay interesados por dos de los establecimientos.

Una cooperativa de Huanchilla, en el departamento Juárez Celman, ya firmó con SanCor una carta de intención para quedarse con la planta de Coronel Moldes (departamento Río Cuarto), mientras que la empresa La Tarantela cumplió el mismo trámite para la fábrica de Centeno.

De prosperar las negociaciones, la cooperativa deberá convocar a otra asamblea para aprobar la venta de estos activos, en los cuales trabajan alrededor de 250 personas. De ese total el 25% está en condiciones de jubilarse o de acogerse al retiro voluntario, por lo que se espera que todos puedan ser absorbidos por las nuevas empresas.

Además se espera poder encontrar una salida similar para Charlone, sin descartar la posibilidad de conformar una cooperativa de trabajadores. Por otra parte quedó prácticamente confirmado que la planta de Brinkmann cerrará sus puertas pero quedará como depósito

Por otra parte la unidad productiva de Moisés Ville continúa alquilada a terceros y próximamente se pondrá a la venta su edificio. En tanto la planta de Ceres habría sido vendida a una cadena de supermercados de la zona.

LA REACTIVACION ESPERADA

Luego de la formalización de la asamblea seguramente seguirá llegando dinero desde el gobierno a partir del fideicomiso, pero además, como venimos expresando, se busca cobrar algo de la deuda de Venezuela, entre otros mecanismos financieros que se intentarán articular. Con ese dinero sólo alcanza para cubrir medio mes de sueldos y el pago de leche a productores, pero SanCor confía que le permitirá salir de la parálisis en la que se encuentra.

La intención es poner la maquinaria en marcha teniendo en cuenta que la empresa procesa actualmente alrededor de 850 mil litros diarios, apenas 22% del volumen que operó el año pasado. La meta es llegar en cinco meses a un nivel de 1,8 millones de litros para seducir a potenciales socios o compradores.

Por otra parte la entrega de los $ 450 millones por parte del Estado no será sin control alguno. El gobierno nacional armará una comisión de seguimiento que auditará los próximos pasos de Sancor. Se cree que el proceso de reestructuración durará al menos un año antes de darle ingreso a otra tecnología.

Por último, y respecto a las expresiones públicas de varios funcionarios nacionales respecto de los salarios de los responsables de la cooperativa, en la asamblea se negó rotundamente que haya sueldos de $ 400, ni mucho menos. Incluso se conoció que los consejeros no cobran desde enero y que no lo harán hasta que se normalice la situación.

Te puede interesar