Una rafaelina en Manchester cuenta sus sensaciones después del ataque

Locales 24 de mayo Por
Apenas se despertó el martes en su departamento en Manchester consultó, como siempre, su celular. Tenía decenas de mensajes de su familia y amigos de Rafaela y Santa Fe que le preguntaban cómo se encontraba. Recién ahí se enteró del atentado. "Cuando se produjo la explosión, yo ya dormía", confió
FOTO FACEBOOK RAFAELINA. Noelia Severín trabaja en una compañía global de servicios logísticos.
FOTO FACEBOOK RAFAELINA. Noelia Severín trabaja en una compañía global de servicios logísticos.

Con un mensaje en su cuenta de la red social de Facebook, la rafaelina Noelia Severín salió ayer a tranquilizar a su familia y a sus amigos de Rafaela y Santa Fe. "Hola! Estaba en casa cuando sucedió y me enteré esta mañana (por el martes). El clima en la oficina y en la ciudad está muy triste. Trabajo lejos del centro y de donde sucedió el ataque. Gracias por los mensajes de todos!", se apuró a escribir ante la catarata de mensajes por whatsapp y otras redes sociales. 

"Lo que sucedió es que el lunes por la noche cuando ocurrió el atentado yo ya estaba descansando, y por eso recién me enteré cuando me desperté el martes por la mañana y chequee el teléfono. La verdad que no lo podía creer. Mis padres y mis hermanas de Rafaela me preguntaban cómo estaba. Después hablamos con ellos para dejarlos tranquilos a todos", sostuvo Noelia en diálogo con LA OPINIÓN desde su departamento en Manchester, ciudad a la que llegó en el 2010 con su título de contadora de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Litoral. 

En Rafaela, Noelia estudió en la Escuela Centenario y en la Normal. Tras obtener su título de grado regresó y comenzó a trabajar hasta que un día dijo basta. "Estaba trabajando bien profesionalmente. Fue por una cuestión de curiosidad que un día decidí tomarme una especie de año sabático. Dejé mi trabajo, desarmé mi casa, vendí el auto y con mis ahorros me vine a Manchester. Gran parte de ese primer año recorrí Europa y luego volví a Manchester", confió a través de una videollamada por Facebook. 

"Tengo doble ciudadanía (italiana). Cuando llegué no vine con la intención de trabajar, el objetivo era viajar. No había nada que me atara a Manchester, donde llegué sola sin conocer a nadie, pero me trataron muy bien. Volví y me quedé. Primero caminé toda la ciudad, perfeccioné mi inglés y conocí gente súper amable. Por eso no fue una decisión muy difícil", sostuvo. Actualmente trabaja en Chep, una compañía que es líder mundial en su sector y gestiona más de 350 millones de paletts y contenedores en 49 países, entre ellos Argentina. 

Después de calmar a su familia (papá Gerardo y mamá Ana María, hermanas Florencia y Laura), comenzó a ver las noticias y no pudo evitar "una angustia muy grande, un dolor, un sentimiento muy amargo, doloroso por la cantidad de víctimas que son muy jóvenes".

"Manchester es una ciudad muy solidaria, la respuesta en el día después del atentado fue muy fuerte, muy positiva en el marco de una jornada tan gris", agregó desde su departamento en el barrio de Moston, ubicado a 15 minutos del estadio donde ocurrió el atentado. Noelia recuerda haber ido a distintos eventos al Manchester Arena donde "la seguridad es altísima, por eso el ataque fue a la salida del concierto".

Noelia rescata la reacción del "pueblo de Manchester" y admite, sin resignarse, que "es necesario seguir para adelante más allá de que la ciudad ya no será la misma después de este atentado".  

Pedro Ulman

Secretario Redacción. Diario La Opinión

Te puede interesar