Finaliza la semana de la miel

Locales 19 de mayo Por
Más de 1.200 nuevos establecimientos apícolas se inscribieron en el primer cuatrimestre en el Sistema Unico de Registro en todo el país
FOTO PRENSA  EN SANTA FE. Mónica Gaggiotti y Horacio Castignani, de INTA, junto con el ministro Luis Contigiani, el secretario Raúl Stefanazzi y Mariano Viroglio.
FOTO PRENSA EN SANTA FE. Mónica Gaggiotti y Horacio Castignani, de INTA, junto con el ministro Luis Contigiani, el secretario Raúl Stefanazzi y Mariano Viroglio.

Se cierra una semana intensa para los emprendedores apícolas, por el desarrollo de la Semana Nacional de la Miel, que contó con diversas actividades. En nuestra ciudad desde el lunes y hasta hoy los profesionales de la experimental Rafaela del INTA se instalaron en la plaza 25 de Mayo, donde invitaron a una degustación de este producto y de quesos. Desde el punto sano, entre las 10:00 y las 11:30, se realizó el maridaje de miel y quesos, actividad que se replicó en la localidad de Reconquista.

Otro de los eventos centrales tuvo lugar el martes en el Nodo Región 2, donde también hubo degustación en el marco de la presentación del “Postre santafesino”. En la provincia el INTA y el Gobierno de Santa Fe llevan adelante un programa apícola provincial para organizar la apicultura como una unidad productiva competitiva y sustentable a través del financiamiento, el fortalecimiento institucional, la organización territorial y la capacitación de 1397 productores. Política que busca el avance de las economías regionales, en este caso conectando el trabajo de los nodos apícolas y de Apymil.

Desde el INTA Rafaela también se realizan esfuerzos para potenciar el sector. Mónica Gaggiotti ponderó los bondades de la miel: “es una fuente de energía, como el azúcar, pero tiene pequeñas cantidades de vitaminas, de minerales, de antioxidantes. Y cuanto más oscura es la miel mayor es la concentración. Hay mieles que tienen diferentes colores, diferentes gustos, aromas. Eso depende de las flores que visitan las abejas. Nosotros en esta zona estamos muy acostumbrados a consumir lo que llamamos una miel de trébol, producida en un sistema de pastura lechero, a base de alfalfa. Es una miel producida por abejas que visitan plantas que han sido cultivadas por el hombre. Encontramos bastante presencia de polen, de polen de tréboles, de alfalfa y eso le da determinadas características organolépticas a la miel. Son mieles claras y que cristalizan luego de un tiempo de cosechado. La cristalización es un proceso natural”.

UN GRAN POTENCIAL

Ayer se conoció que el SENASA registró durante el primer cuatrimestre del año la inscripción de 1.237 establecimientos apícolas en el Sistema Unico de Registro, una instrumentación implementada desde el año pasado.

La normativa creó el Registro Nacional de Salas de Extracción de Miel y Acopios Intermedios en el Sistema Unico de Registros (SUR), dentro de la órbita de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa, con el fin de efectuar el seguimiento de la miel a lo largo de la cadena de comercialización. Este trámite resulta esencial para la validación de la comercialización de la miel con destino de exportación a cualquier país del mundo.

De acuerdo a un informe del SENASA hay 1.197 salas de extracción inscriptas y 40 acopios intermedios. De las 1.197 salas, 131 declaran también poseer acopios intermedios en el mismo predio productivo. Por lo anterior se contabilizan 1.352 actividades (1.181 salas de extracción y 171 acopios intermedios).

Del total nacional, el 50% de las salas/acopios empadronados, pertenecen a la provincia de Buenos Aires. Cinco son las provincias que presentan el mayor porcentaje (89%) de salas/acopios empadronados: Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y La Pampa.

Te puede interesar