El césped de invierno

Suplemento Rural 18/05/2017 Por
La mejor época para implantar el césped comienza con el otoño, siempre teniendo en cuenta las temperaturas que se vayan presentando. Se puede extender hasta mediados de junio.
Como todos los años llegan estos días en los cuales abundan las consultas sobre la siembra del rye grass anual. A pesar de que ya estamos avanzados en el mes de mayo, no lo publiqué antes porque como se habrán dado cuenta el calor nos seguía visitando... pero parece que ahora se decidió a cambiar gradualmente y entonces vuelvo a comentarles los pasos necesario para tener éxito en esta tarea. Pero este año les voy a explicar algo más sobre esta tarea que yo particularmente vengo disminuyendo, salvo pedido expreso del cliente.
Considero por varias razones que no es necesario hacer esta "resiembra de rye gras". Entiendo que nos gusta ver nuestro manto bien verde como el que se consigue con la resiembra, pero también coincido con la idea de que ese tono tan logrado es artificial y hoy por hoy que estamos hablando tanto de la sustentabilidad, de reconsiderar lo autóctono, de evitar el consumo del agua, de evitar los cortes, evitar el enmalezado; todo esto es imposible si implantamos estos pastitos. Amén de saber  cuando llega la época del rebrote de nuestra pradera natural, si tenemos implantado rye grass se demora mucho más lograr que nuestro césped se torne lindo con unas consecuencias que a veces nos cuesta mucha salvar.
En estos meses de otoño-invierno, que ya distan mucho de esos que teníamos años atrás, hay que tener en nuestros jardines un paisaje acorde a la época del año o sea no tan brillante, un poco amarronado y esperando que llegue la primavera para explorar de verdor y, volcar todo ese esfuerzo -tanto económico como energético- a tareas como la fertilización o la nivelación o el control de las malezas para que después luzca espectacular.
Y si alguno desea tener un manchón de color en su jardín juéguese con un canterito de flores de estación como prímulas, pensamientos, petunias, etc.
Dicho todo esto paso a dar algunos consejitos pero no antes sin insistir con la idea de que: se terminó la resiembra de rye grass.

CONSEJOS PARA LA SIEMBRA
-Epoca: La mejor época para su implantación comienza con el otoño, siempre teniendo en cuenta las temperaturas que se vayan presentando; y se puede extender hasta mediados de junio.
-Especie: La especie que más utilizamos es el rye grass anual, que lo podemos comprar en cualquier semillería de confianza, siempre libre de malezas porque sino nos invadirá todo el terreno y nos traerá otro problema. Los resultados son inmediatos siempre y cuando se tengan ciertos requisitos en cuenta.
Otra variedad que se puede implantar son las mezclas de césped (para sombra, media sombra o pleno sol) y el rye grass perenne. En estos últimos casos siempre estamos hablando de un costo más elevado, y a veces no se consigue en los comercios sino que hay que pedirlo. Todo dependerá de sus pretensiones, de la extensión de la que hablemos, del personal disponible para la labor, del gasto que este dispuesto a afrontar.
Además les quiero confirmar que justamente en el vivero han traído una nueva variedad de rye grass oregon, que muestra un crecimiento mucho más lento una vez implantado.
-Densidad: Hablando de rye grass anual podemos manejarnos con 5 Kg. Cada 100 m2. En los otros casos hay que tratarlos individualmente según la mezcla de la que estemos hablando. Por lo general cada semillero recomiendo las proporciones adecuadas.
-Suelo: En el caso de que estemos hablando de una implantación inicial en donde no se encuentre nada sobre el terreno, deberíamos puntear la tierra a 10 cm. De profundidad, desmenuzar bien los terrones dejando fino, mullido y rastrillado, con buena humedad...
-Siembra: Bien tupida y uniforme, preferentemente sembrar cruzado. Tapar con arena o tierra fina y pasar un rolo liviano para que la semilla tome contacto con el suelo. Es fundamental regar todos los días, sin encharcar, manteniendo el suelo húmedo hasta que nazca el césped.
-Corte: El primer corte no debe ser prematuro, por que en tal caso se arrancaran las semillas y por supuesto nos quedaremos sin césped, por tal razón, habrá que esperar a que la peluquita del césped alcance de 6 a 8 cm. de altura.
-Resiembra: En caso de césped ya existente, la resiembra se realiza en la misma época y el método es sumamente sencillo. Se debe cortar bien bajo su césped ya implantado y arrojar la semilla sobre el mismo (tupida y parejo), si hay algún lugar pelado rastríllelo firmemente, luego regar en forma abundante (sin inundar) a fin de que las semillas caigan y tomen contacto con el suelo.
Existen en el mercado unas maquinitas muy placenteras para esta labor que facilitan las cosas, son sembradoras manuales de césped donde se puede regular fácilmente la densidad y también lograr una siembra bien pareja, en caso de poder utilizarla no dude.
Igual que el caso anterior seguir regando toda vez que se pueda hasta que germinen y proceder a cortar a la misma altura (6/8 cm.).

LISTA DE HERRAMIENTAS
-Hoz: con este cuchillo redondeado se corta la hierba de los arbustos y setos.
-Cortadora de césped: la tradicional maquina que hoy tiene múltiples modelos.
-Tijeras: sirve para los trabajos pequeños (debajo de flores) o corte de flores y ramas pequeñas.
-Escoba: sirve para recoger el pasto cortado.
-Mangueras o grifos: sirve para regar todo el jardín.
Al leer el artículo, ¿tomaron conciencia de toda la energía que gastamos en esta actividad que podría dejar de hacer? Espero coincidan conmigo... hasta el próximo encuentro y suerte. 
María Paula.

Te puede interesar