Malas consecuencias del clima

Suplemento Rural 18 de mayo Por
Se cerró el ciclo del maíz temprano, con una producción de 408.985 tn, y de la soja de primera, con una cosecha de 2.877.275 tn.
Ver galería FOTO ARCHIVO MAIZ. El cultivo de primera registró un rendimiento promedio de 78,5 qq/hh.  NUMEROS FINALES. La campaña de soja de primera.
1 / 2 - FOTO ARCHIVO MAIZ. El cultivo de primera registró un rendimiento promedio de 78,5 qq/hh. NUMEROS FINALES. La campaña de soja de primera.
La Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción emitieron el informe semanal sobre cultivos y suelo, basado en el estudio del Sistema de Estimaciones Agrícolas, del centro-norte santafesino. El mismo indicó que se cumplieron los pronósticos y probabilidades de eventos climáticos en los primeros quince días de mayo. Período húmedo que dejó consecuencias muy marcadas, constituyendo escenarios muy complicados en los cuales se han realizado los procesos de cosecha de los distintos cultivos en los distritos de los departamentos del área de estudio.
Suelos totalmente saturados y sobresaturados con destrucción física de los mismos. Los caminos de las redes viales secundarias y terciarias intransitables con cualquier medio, fue el común denominador del cierre de la recolección de los cultivos de soja de primera y maíz de primera.
A las precipitaciones ocurridas, se sumaron condiciones de ambientes muy húmedos por continuas lloviznas, que continuaron paralizando la cosecha en casi toda el área de estudio.
Todo el movimiento de equipos, cosechadoras y camiones se detuvo a la espera de una nueva estabilidad climática y mejores condiciones.

FIN DE LOS CULTIVOS
DE PRIMERA

El informe precisó los detalles del cierre de los cultivos de primera, en este caso del maíz temprano y de la soja.
Respecto del maíz, se registró en la campaña 2016/2017 una superficie sembrada de 74.000 ha, una superficie cosechada (grano comercial) de 52.100 ha. El rendimiento promedio fue de 78,5 qq/ha y una producción total de 408.985 tn.
En tanto el cierre del ciclo del cultivo de soja de primera marcó, con una superficie sembrada de 880.000 ha, una superficie cosechada 810.500 ha. El rendimiento promedio fue de 35,5 qq/ha y una producción de 2.877.275 tn.
Respecto de la campaña 2015/2016 se observó una superficie sembrada de soja de primera inferior en un 1,67%, una superficie cosechada superior en un 7%, una mejora en el rendimiento promedio de casi un 45% y una producción que superó en más de 1 millón de tn al ciclo 2016/16. Estos resultados obedecen a las dificultades que tuvo el sector un año atrás, en medio de una crisis hídrica sin precedentes.

COSECHA PENDIENTE

Respecto de los otros cultivos, la fluidez del proceso de cosecha de soja de segunda en los distintos departamentos del área de estudio, se ralentizó ante la inestabilidad climática y las condiciones ambientales desfavorables para el mismo.
El grado de avance logrado hasta la fecha fue del 48 %, lo que representó aproximadamente unas 247.200 ha, con un avance intersemanal del orden de 28 puntos, con rendimientos promedios en la semana inferiores a la anterior y que fluctuaron entre 24 - 26 - 28 qq/ha, con lotes puntuales de 40 qq/ha.
En las áreas y lotes que padecieron los eventos climáticos mencionados a fines de diciembre de 2016 y comienzo de enero 2017, donde el cultivo se estaba implantando y comenzaba a desarrollarse, manifestándose a posteriori lotes no uniformes, manchones y diferentes estados fenológicos, los rendimientos han sido muy heterogéneos, fluctuando entre 3 – 4 qq/ha, 8 – 10 qq/ha, 14 – 16 qq/ ha y puntuales de 20 a 24 qq/ha.
En tanto el sorgo granífero no presentó variación en el proceso de cosecha, el cual presentó un grado de avance del orden del 50% lo que representó unas 28.520 ha aproximadamente.
Igual situación manifestó el proceso de embolsado (grano húmedo), para autoconsumo que se realizaba casi en su totalidad en las cuencas lecheras y sectores muy puntuales de áreas ganaderas (producción de carne).
Se recuerda los rendimientos promedios obtenidos fueron de 45 a 48 qq/ha, con mínimos de 15 a 18 qq/ha y máximos de 55 a 60 qq/ha, con lotes muy puntuales de 63 qq/ha.
Se estimó un rendimiento promedio entre 46 a 48 qq/ha para esta campaña. Los estados fenológicos observados variaron desde fin de floración hasta madurez fisiológica.
Finalmente, las buenas y muy buenas condiciones que presentó el maíz tardío con un desarrollo normal, óptimo y sin inconvenientes, auguran buenos resultados futuros.

Te puede interesar