PAMI suspendido en las ópticas de la provincia

Locales 17 de mayo Por
Es por el atraso del pago del sistema social en los reembolsos, que llega a los 5 meses.
FOTO ARCHIVO PAMI. Esperan que el servicio se normalice la semana que viene.
PAMI. Esperan que el servicio se normalice la semana que viene.- Foto Archivo

Desde comienzos de esta semana los afiliados al PAMI no cuentan con el servicio asistencial, medida adoptada por la Cámara de Opticas de Santa Fe en respuesta a la demora en los reembolsos. En este caso se trata de la segunda medida de este orden en 2017 ya que en enero pasado también hubo un corte de servicios, también por falta de pago.

Roberto Izquierdo, presidente de la Cámara, hizo declaraciones a medios de la capital de la provincia en las que precisó que “después del 15 de abril de 2015, que fue la última vez que se ajustó el nomenclador para el servicio de óptica, nos dan el 20% de aumento y con ese aumento llegamos a un anteojo para lejos con un valor final de $ 293”.

No obstante Izquierdo planteó que el servicio del PAMI “es un servicio social, no es un actividad lucrativa, entonces, siempre hubo una forma de solucionarle el problema al jubilado”. Por otra parte puntualizó que “le estamos dando vueltas y no tenemos solución. El verdadero problema está en Buenos Aires. Esto no es de ahora, es de cuando PAMI era un centro de corrupción”. Desde la Cámara reconocieron los esfuerzos y la buena voluntad de las delegaciones locales, aunque afirmaron que se escuchan “anuncios rimbombantes y no nos están pagando los lentes a nosotros”.

Por lo que pudimos indagar a fuentes de nuestra ciudad en enero de este año se abonaron los servicios realizados hasta noviembre de 2016. Mientras tanto se intentó acortar los plazos de pago y negociar ese ajuste en los aranceles del 20%, situación que no se pudo mejorar.

Luego de ese desembolso en enero último no hubo otros pagos, por lo que la deuda con las ópticas asciende a 5 meses. Mientras tanto las empresas debieron afrontar los costos y la carga tributaria normalmente y según referentes locales la situación es “insostenible”.

Según representantes del sector esta medida sería de una “corta duración” y en nuestra ciudad se espera que se actúe de la misma manera. En este sentido puntualizan que se trata de situaciones de emergencia puesto que los anteojos son de primera necesidad. Incluso las ópticas de nuestra ciudad toman los pedidos normalmente antes de encargarlos, al aguardo del levantamiento de la medida para que los afiliados no sean perjudicados.

Si bien se espera que para la semana que viene se retome la normal actividad del servicio a PAMI, Izquierdo indicó que esto “depende de que la gente de Buenos Aires tenga la delicadeza de ver cómo podemos arreglar. Mandamos notas, hacemos mil cosas, pero ni siquiera nos dirigen la palabra”, cuestionó. En esa misma línea, concluyó: “Lo que realmente nos tiene cansados es que, encima que no nos pagan lo que nos tienen que pagar, no nos pagan en término”.


TAMBIEN CIRUJANOS VASCULARES Y TORACICOS
Al cese de las prestaciones por parte de las ópticas a los afiliados de PAMI, se suma ahora Servicios Cardiovasculares y Torácicos SA. Según indicó uno de sus referentes, Morgan Ferreyra a radio LT 10 de Santa Fe “ayer se giraron las cartas a PAMI y las distintas instituciones para comunicar la suspensión del crédito”.

El profesional explicó que la medida obedece a que “PAMI, incumpliendo un contrato vigente del año pasado, no está pagando las prestaciones en tiempo y forma, cosa que veníamos sustentando y aceptando”. A ello se añade que durante el mes en curso “PAMI no está autorizando las prestaciones”.

Ferreyra explicó que “se generan situaciones de emergencia y de urgencia en las que debemos actuar, para que un paciente no pierda la vida o tenga la resolución a la patología que requiere, y PAMI no quiso autorizar esas prestaciones a esos afiliados”. La consecuencia directa fue que en el transcurso de mayo los pacientes fueron operados “gratis”.

Acerca de la deuda que mantiene la obra social con los cirujanos, Ferreyra precisó que se trata de “una recomposición de honorarios no reconocida por PAMI que comprende deuda de 2015 y, por otro lado, la deuda actual es de diciembre en adelante”, definió.

Te puede interesar