Ratificaron el gasoducto para nuestra localidad

Locales 21/04/2017
El Intendente se reunió con representantes de Litoral Gas ante la confirmación del inicio de la licitación y la posterior construcción del gasoducto que empieza en Recreo y culmina en la ciudad de Sunchales, pasando por Rafaela. Habrá cuatro estaciones reguladoras y se deberán encontrar los terrenos para instalarlas.
Ampliar
ANALISIS./ Funcionarios municipales junto a los de Litoral Gas en Intendencia.- Foto Archivo

Este jueves, el intendente Luis Castellano se reunió con representantes de Litoral Gas S.A. para comenzar a planificar la red de gas domiciliario e industrial para la ciudad de Rafaela. Estuvieron presentes María Inés Tricovick, gerente de Desarrollo de Mercado, y Alejandro Graziosi, perteneciente al área Comercial de la empresa.

“Hemos tenido la confirmación del inicio de la licitación y la posterior construcción del gasoducto que empieza en Recreo y culmina en la ciudad de Sunchales, pasando por Rafaela”, expresó el Intendente a la prensa.

También aclaró que en este primer encuentro se habló sobre “cuáles son los terrenos que vamos a tener que ceder para que se instalen las estaciones reguladoras, es decir, las estaciones con las cuales una vez que se baja la presión, se llega al resto de la ciudad. En segundo término, analizamos los barrios, los sectores industriales y de la producción que hoy no tienen gas natural y van a tener. Y, por otro lado, la proyección a futuro”.

“Esto le abre una posibilidad de crecimiento y desarrollo a la ciudad increíble, no solamente a nivel industrial o domiciliario sino a nivel de desarrollo como obra pública e infraestructura energética. Tenemos dos barreras para el crecimiento y el desarrollo: una era el gasoducto y otra es el acueducto. Si esas dos barreras se resuelven, Rafaela tiene un potencial increíble: desarrollos inmobiliarios, industriales, de servicios, gas domiciliario. Estamos ante una posibilidad de desarrollo a futuro muy interesante”, resaltó.

Además, aclaró que “la cantidad de gas natural está pensada no solamente para el 55 por ciento sin cobertura que hoy tiene la ciudad, sino para una proyección a nivel domiciliario en función de los nuevos loteos y el crecimiento y desarrollo de la industria local. Estamos hablando, prácticamente, de unas 23.000 conexiones nuevas que es lo que permitiría el gasoducto. En el tema industrial, estamos hablando de unos 7.100 metros cúbicos/h de gas natural que ingresarían para el sector, que permitiría la instalación de una importante cantidad de empresas. Por supuesto que la cantidad de empresas depende de la cantidad de gas que consuman”.

“Solo el 45 por ciento de la ciudad tiene gas domiciliario y es una demanda permanente que tienen todos los vecinos para con sus comisiones vecinales y el municipio. Por eso, nosotros no queremos esperar a que termine la obra para empezar la red domiciliaria. Para esto hay que ajustar los proyectos, calcularlos y presupuestarlos, hay que ver cuáles son los procesos de financiamiento, tener en cuenta que el vecino no solo va a tener que pagar la obra de gas que le pasa frente a su casa sino, después, tiene la obra domiciliaria que también es un costo importante. Todo eso lleva tiempo, un estudio técnico y un presupuesto”, agregó Luis Castellano.

El desarrollo de la obra implica un tiempo y una complejidad que se debe considerar, así lo manifestó la máxima autoridad del Ejecutivo: “Si bien es sencillo ir con una retroexcavadora soldando y poniendo los caños para que después pase el gas, después hay que pedir permiso a los dueños de los campos para pasar con el gasoducto. Hay que atravesar arroyos, ríos. Y, una vez instaladas las estaciones reguladoras en los cuatro o cinco puntos de la ciudad, hay que conseguir los terrenos para instalar esas estaciones. Y, por último, la distribución”.

Con respecto a las estaciones reguladoras, dijo que “estarían instaladas en los cuatro puntos cardinales de la ciudad. En algunos lugares, podemos aportar terrenos del Municipio y, en otros, no. Eso también lo estamos analizando para que se vayan haciendo todas las donaciones o acuerdos que tienen que ser previos a su instalación”.

Por último, comentó que “el tiempo que estimó el gobierno nacional para la culminación de la obra es finales de 2018. A partir de que el gas natural esté pasando por la ciudad, tendríamos que tener los proyectos armados, los acuerdos con los vecinos y los modelos de financiación; hasta incluso, el comienzo de algunas obras que es lo que empezamos a definir con Litoral Gas con tiempo para que ni bien esté el gas en la ciudad podamos empezar con las obras domiciliarias e industriales. Creo que el 2019 puede ser el año en el que estemos trabajando con el gas domiciliario e industrial”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en las redes sociales >>

Te puede interesar