"Para que un país pueda levantarse la escuela nunca debería parar"

Nacionales 19/03/2017
Desde su cuenta de Facebook, el mandatario resaltó el ejemplo de los maestros japoneses que seguían dando clases aún después de que una bomba atómica destruyera Hiroshima. Y a la noche cenó con Mirtha Legrand en Olivos.
Ver galería
1 / 2 - FOTO NA POLEMICA. Macri se refirió al conflicto docente al comentar una foto que muestra un maestro dando clases en medio de las ruinas de Hiroshima.
BUENOS AIRES, 19 (NA). - En medio del agudo conflicto con los docentes, que en algunos distritos cumplieron nueve días de huelga, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, advirtió ayer que "para que un país pueda levantarse la escuela nunca debería parar", al comentar una foto que muestra un maestro dando clases en medio de las ruinas de Hiroshima.
De esa manera, Macri criticó a la actitud de los gremios docentes que llevan adelante el conflicto en el marco de un comentario que realizó en su portal de la red social Facebook en torno a un maestro al que se puede ver dictando clases en medio de las ruinas de la ciudad japonesa de Hiroshima tras el bombardeo nuclear de 1945. El Presidente señaló que le "llama" mucho la atención ver a alumnos de "de 7 y 8 años que toman una clase al aire libre en medio de una ciudad completamente en ruinas".
"En la foto se ve que los chicos continuaron estudiando en una escuela sin paredes, sentados en pupitres rotos, cajones de carbón y mandarinas rodeados de su ciudad pulverizada. Dos meses después de la bomba, de pie, al frente de todos ellos volvió a estar el maestro. Dando clases como todos los días, como si nada hubiese cambiado, aunque los chicos no tuvieran ni libros ni cuadernos y muchos de ellos, tampoco padres", sostuvo el mandatario.
"Por dos años Hiroshima estuvo en ruinas, sin escuelas, pero durante ese tiempo sus alumnos nunca dejaron de asistir a clases y los maestros nunca dejaron de estar al frente de ellos. Para que un país pueda levantarse la escuela nunca debe parar", concluyó.
Mientras los gremios tienen como exigencia la reapertura de la paritaria nacional y las huelgas se suceden en distintas partes del país, en distritos como Buenos Aires, en los que están afectados unos tres millones de alumnos de distintos niveles, ya no se dictó clases en la mitad de las jornadas previstas para marzo.
En tanto, Macri volvió a referirse al tema durante la cena que compartió junto a su esposa, Juliana Awada, y Mirtha Legrand en Casa de Huéspedes en la Residencia Presidencial de Olivos, en el marco de un programa especial de la diva de los almuerzos. 
En esa charla, Macri aseguró que el conflicto docente no lo "deja dormir", al tiempo que se quejó de que los representantes sindicales del sector "no quieren dialogar y se oponen a una reforma de fondo". "Este tema no me deja dormir. Me desvela y tenemos que ir a fondo en el debate. No puede ser que sigan tomando de rehén a los chicos", confesó el mandatario, quien indicó que los resultados de las pruebas Aprender revelaron que "más de la mitad de los chicos que termina el secundario no tiene el conocimiento mínimo de Matemática".
El jefe de Estado lamentó que los sindicatos docentes "no quieren dialogar y se oponen a una reforma de fondo". "Hace más de diez años que hacen paros. Y eso no tuvo ningún resultado. No hacen autocrítica", resaltó el líder del PRO. Por su parte, la primera dama, Juliana Awada, manifestó que "los que más se perjudican son los chicos, que son el futuro. Eso es lo triste".
Por otra parte, el Presidente consideró que la cantidad de cortes y movilizaciones que hubo esta semana en la Ciudad de Buenos Aires fue "inaceptable", al tiempo que pidió "encontrar un equilibrio a esta situación". "Hay que encontrar un equilibrio a esta situación", sostuvo el mandatario, quien indicó que corresponde "a las provincias" hacerse cargo de evitar que se impida el tránsito durante una movilización.
Asimismo, el líder del PRO destacó que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, "recibe todo el tiempo" a los movimientos sociales, por lo que consideró que "nada justifica que se tomen medidas de ese tipo".
Por otra parte, Macri desmintió que el exmandatario de España Felipe González le haya manifestado que si la líder del Frente para la Victoria, Cristina Kirchner, no es detenida, no iban a llegar inversiones del país europeo a la Argentina. "No me dijo eso. Para nada. Ni cercano. Tuve una larga charla con Felipe, que es una persona muy interesante, muy pro- Argentina", afirmó el mandatario.
De esta manera, el jefe de Estado se refirió a una nota periodística que señalaba que el extitular del Palacio de La Moncloa le sugirió al líder del PRO que la exmandataria vaya presa como condición para atraer inversiones de su país. González también había desmentido esa versión el pasado viernes, al asegurar que se trataba de "información totalmente falsa".





Te puede interesar