SanCor reprograma pagos a los tamberos hasta 2018

Rural 16/03/2017
La cooperativa sunchalense está obligada a diferir el pago a tamberos y al resto de proveedores de insumos y servicios ante la grave crisis que atraviesa. Mientras tanto mantiene en análisis su plan de reestructuración que implica reducir su planta de personal.
Ampliar
FOTO ARCHIVO SANCOR. Hay incertidumbre por su futuro.
La cooperativa láctea SanCor, sumida en una crisis económica y de producción, anunció ayer a sus tamberos proveedores de materia prima que reprogramará los pagos hasta el 2018, pero pagará en abril próximo la producción de este mes. Según la comunicación, desde mayo abonará en 10 cuotas la producción de febrero y acortará de 60 a 30 días el pago en la producción de este mes, que se terminará de cobrar en abril.
De acuerdo con lo resuelto por su Consejo de Administración, para la producción de marzo habrá pagos el 10, 17 y 24 de abril y un ajuste final el 28 de ese mes. Esto se realizará tomando como base de referencia el saldo a pagar de febrero, mediante la entrega de cheques con fecha de pago para esos días mencionados, según consignó un matutino porteño. No obstante, la producción de febrero se terminará de pagar en 10 cuotas recién en el mismo mes de 2018, lo que causó malestar entre los productores lecheros.
SanCor perdió un millón de litros diarios en apenas diez días y hoy ronda un nivel de procesamiento de entre 1,2 y 1,5 millones de litros, la mitad de hace cuatro meses.
Por otra parte, trascendió que la cooperativa planea un plan de reestructuración que incluiría un fuerte recorte y una estrategia para aumentar las ventas, mientras el gremio de la industria de trabajadores lácteos adelantó que resistirá cualquier posibilidad de despidos. Así lo indicaron fuentes del gremio ATILRA, al recordar que la cooperativa se comprometió a presentar un plan a largo plazo para salir del conflicto y de las pérdidas que la dejaron al borde del quebranto.
El gremio manifestó su rechazo a un plan de reestructuración que prevé la cesantía de un millar de operarios, ante la caída en los niveles de producción de las plantas de la tradicional compañía láctea. Atilra opina que más que en un ajuste la cooperativa láctea tendría que enfocarse en un plan de fondo para la recuperación de la empresa, que perdió $ 2441 millones en su último ejercicio.
En este contexto, se conoció que hace una semana que SanCor no entrega productos a los comercios y los repositores de los supermercados afirman que no ingresa mercadería de la fábrica de lácteos, pero tampoco llaman desde la empresa para levantar pedidos. Los lugares vacíos en las góndolas son completados con productos de las marcas La Serenísima para los quesos y Tres Niñas, para las leches.

PEDIDO DE LIFSCHITZ
AL GOBIERNO NACIONAL
El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, pidió el martes al Gobierno nacional que no deje en soledad a la cooperativa láctea SanCor hasta que pueda salir de su fuerte crisis financiera, para que no se pierdan los 4.000 empleos directos. "Necesitamos que se sostenga a esta cooperativa y se la acompañe en un proceso de transformación. Si hubiera interesados, que se apoye para que el traspaso pueda producirse. Lo que no podemos es quedarnos sin 4.000 puestos de trabajo", dijo el mandatario. 
El gobernador santafesino habló del fuerte "impacto social" que tiene en Santa Fe la cooperativa integrada por unos 1.400 productores lecheros que elabora productos de base láctea en tres provincias, donde emplea a unos 4.700 operarios en relación de dependencia.
SanCor cuenta con 16 plantas industriales ubicadas en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires y unos trece centros de distribución mayorista y oficinas comerciales en todo el país, lo que la posiciona en un rol de liderazgo junto a la empresa La Serenísima. Lifschitz dijo en declaraciones a radio Rivadavia que por un lado toda la industria láctea está con problemas de precios y de ventas por la baja del consumo en el mercado interno, en un contexto en el que SanCor tiene un lastre de deuda y le falta incorporación de tecnología.
Desde el punto de vista del impacto social de la cooperativa, el gobernador dijo que la misma le da vida a más de 70 pequeños pueblos de las provincias de Santa Fe y Córdoba y emplea a más de 4.000 personas de forma directa. "SanCor consume la leche de más de 600 tambos de la región, a los que siempre le ha pagado un poquito más que al resto" de los grandes proveedores de lo que se denomina leche cruda para su industrialización, explicó el mandatario santafesino.
El Gobierno y la empresa cooperativa SanCor siguen buscando una salida a la crisis financiera en la que cayó la firma, pero aún no hay grupos empresariales que hayan realizado propuestas concretas. Así lo aclaró al lunes el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, al expresar que no hay ofertas "por ahora" de grupos privados para adquirir acciones de SanCor. 
El funcionario indicó que el Gobierno pretende un plan de estructuración para la cooperativa que sea "creíble", con la idea de que la firma siga operando y pueda recuperarse en el mediano plazo para que las fuentes de empleos continúen. 

  

Te puede interesar