Aseguran que SanCor no venderá sus acciones

Locales 13 de marzo Por
El Gobierno de la Provincia garantizó su respaldo para que siga siendo una cooperativa si la administración Macri también colabora. Por su parte, la Nación reclama una "reestructuración" que implicaría cierre de plantas y despidos. A cambio, acompañaría con una fuerte suma de dinero -en parte, para indemnizaciones- y gestiones para refinanciar la deuda.
Mientras el gobierno nacional pareciera que está jugando políticamente a la oca, avanzando un casillero y retrocediendo dos (en definitiva, los resultados se conocen cuando terminan los juegos), la intervención política de la Provincia de Santa Fe en el "caso SanCor" y el conflicto gremial docente, estarían dando buenos resultados.
La Confederación General Económica, en la persona del santafesino Miguel Peralta, coordinador de la presidencia que ejerce el cordobés Oscar Gentilli insiste en la necesidad de un acuerdo productivo nacional en el que participen representantes del Gobierno, de las fuerzas productivas y las organizaciones de los trabajadores para abordar la Inflación, tipo de cambio, empleo, productividad y modernización productiva, como así también una reforma impositiva y pacto fiscal.

SANCOR NO SE VENDERA
La decidida participación del gobernador Miguel Lifschitz y su ministro de la Producción Luis Contigiani, garantizándoles a los directivos de SanCor que lo visitaron la semana pasada que la Provincia hará lo suyo si Nación se compromete a jugar en serio para que la cooperativa no pase a manos privadas (como iba a ocurrir en el año 2006 en la alianza con Adecoagro del Grupo Soros) permite abrigar firmes esperanzas de que SanCor seguirá siendo una cooperativa de productores de leche como desde hace ocho décadas.
Es así como el gobierno nacional habría acordado con SanCor acompañarlos con una importante suma de dinero para hacer frente a los compromisos inmediatos (proveedores, tamberos) y negociar con el fondo de inversión BAF (que tiene en su haber las mayores acreencias financieras de SanCor) para refinanciaciones "en condiciones justas".
El aspecto gremial no quedará excluido en el devenir de SanCor, enmarcado en las decisiones políticas del gobierno de Macri, que intentará "poner en caja" a todo el gremialismo argentino; sobremanera después de lo ocurrido con la marcha y las disparadas de hace una semana.
Hoy la principal preocupación del Consejo de Administración de SanCor (que se reunirá en plenario general este lunes para comunicar las gestiones realizadas en Buenos Aires y definir las líneas a seguir) es evitar que continúe el éxodo de tamberos (socios) hacia otras empresas. Los productores se marchan por la incertidumbre que tienen sobre el devenir de "su" empresa, que evidentemente falla en la comunicación hacia las bases. Esos tamberos cobraron de "su empresa" la producción de enero en cuatro tandas de cheques que comienzan a efectivizarse este viernes (y así sucesivamente cada siete días), pero que ya fueron "revoleados".
Naturalmente que el apoyo nacional está íntimamente ligado a la "reestructuración" de la empresa: cierre de plantas y disminución de personal. El gobierno nacional ayudaría con las indemnizaciones.

UCR: CAMINO A UN
DELICADO DEBATE
José Corral encabezará la Convención Provincial de la Unión Cívica Radical el miércoles 29 de marzo (la Nacional se postergó para fines de abril).
Hace una semana inferíamos que, tras un fragoroso inicio, es probable que la reunión del máximo órgano partidario culmine con un documento que será un verdadero estatuto de arte literario.
Dicho en otras palabras, cómo meter el barquito en la botella: el radicalismo santafesino ostenta a José Corral como presidente del Partido nacional y a Lilia Puig de Strubrin presidente de la Convención Nacional. Ambos partícipes de la alianza Cambiemos. Nada menos. Pero forma parte desde hace dos décadas del FPCyS, opositor de Cambiemos.
La sigla Cambiemos no podrá ser utilizada para la contienda provincial; pero tampoco el FPCyS para las listas de candidatos a Diputados nacionales. ¿Cómo zanjar esa dicotomía que va más allá de lo formal, sino que forma parte de la quinta esencia del radicalismo santafesino?. Seguramente con listas que lleven otros nombres pero representen las mismas ideas.
Corral jugó de corajudo al desafiar diciendo que "en el radicalismo la pertenencia a Cambiemos es casi unánime", basado en el axioma de que ante el espanto K, los radicales trabajarán para la lista de Cambiemos. Pero no es menos cierto que si los radicales NEO decidieron llamar a la Convención provincial antes que la nacional (el presidente Rodrigo Borla es de ese sector) es porque contaron los porotos y saben que no habrá ni vencedores ni vencidos.
La cuestión será cómo introducir en el documento final de la Convención la expresión "el radicalismo santafesino ratifica su alineamiento con el FPCyS", cuando un mes más tarde el radicalismo nacional expresará su adhesión a Cambiemos.
Seguramente los radicales NEO que no jugarán en la elección nacional con Cambiemos porque adhieren sin fisuras al FPCyS, pedirán a la Convención la libertad de acción para integrar la lista del oficialismo provincial junto al socialismo, aguardando, ansiosos, la pelea de fondo Corral - Bonfatti.

Te puede interesar