Las enfermedades acechan a la soja en el centro norte provincial

Suplemento Rural 09/03/2017
AGRICULTURA
Ampliar
FOTO BCSF SOJA. Lotes de los departamentos San Jerónimo y Castellanos respectivamente. Aumentan las expectativas por los rendimientos del cultivo de primera, no así para el de segunda.
La Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción de la Provincia emitieron el informe del SEA, en el cual consignaron que las altas temperaturas, la alternancia entre días soleados, nublados, con precipitaciones, otros con chaparrones y altos porcentajes de humedad ambiente, marcaron la agenda de la semana,
Estas condiciones ambientales generaron situaciones muy propicias para el desarrollo de enfermedades y el avance de las mismas, realidad que no se había manifestado hasta la fecha. Por ello a medida que fueron pasando los días y avanzando el ciclo de los cultivos las actividades de mayor alcance o frecuencia fueron los monitoreos, seguimientos y controles en los cultivos de soja de primera, soja de segunda, sorgo granífero y maíz de segunda.
Dichas actividades continuaron realizándose con cierto grado de dificultad debido a los inconvenientes generados por las nuevas precipitaciones ocurridas. Ante lo enunciado, los procesos de cosecha fueron avanzando de manera dispar según los cultivos, en forma lenta y condicionados por los porcentajes de humedad de grano y falta de piso en los lotes para el maíz de primera y sorgo granífero.

LOS CULTIVOS

El proceso de cosecha del maíz temprano avanzó lentamente, con altos porcentajes de humedad de grano, siendo condicionado en los departamentos del norte del área por la falta de piso en los lotes.
El grado de progreso logrado hasta la fecha fue del 18 %, representando aproximadamente unas 9.600 ha, con un avance intersemanal del orden de los 8 puntos, realidad que cambiaría al modificarse las condiciones climáticas con ambientes más secos, permitiendo la disminución de la humedad de grano y de los pisos de los distintos lotes.
En los departamentos del norte y centro del área de estudio se cosechó con rendimientos promedios obtenidos entre 65 a 90 qq/ha y, en lotes con sectores que no han tenido problemas por los excesos hídricos, rendimientos de 100 a 110 qq/ha.
En los departamentos Las Colonias, San Justo y Castellanos, se ha avanzado con la recolección en las áreas altas y con porcentajes de humedad en el grano (entre 15 y 18 %), con rendimientos promedios que fluctuaron entre 80 a 110 qq/ha.
En cuanto al maíz tardío (de segunda), las condiciones permitieron un progreso normal sin inconvenientes en el desarrollo del cultivo, no observándose problemas de sanidad, en el muy buen stand de plantas, escasa presencia de malezas y lotes con buena uniformidad, salvo aquellos en que se ha resembrado algún sector.
Por su parte respecto del sorgo granífero, continuaron incidiendo favorablemente las condiciones climáticas para el desarrollo normal y sin inconvenientes de los cultivares, manifestando un buen crecimiento, uniformidad de lotes y buenas estructuras de las plantas.
En el área de estudio el cultivo continuó evidenciando la particularidad de la amplia gama de estadios fenológicos, que varió desde V2 (segunda hoja desarrollada) hasta madurez fisiológica y con algunos lotes ya cosechados.
Las nuevas precipitaciones de la semana condicionaron e interrumpieron el proceso de cosecha, que muy lentamente fue avanzando, con muy pocos lotes trillados.

EXPECTATIVA POR LA SOJA

Según el Sistema de Estimaciones Agrícolas, los cultivares de soja de primera continuaron su desarrollo sin inconvenientes bajo buenas condiciones, con muy buena disponibilidad de agua útil en los perfiles de suelos, que generaron que el 75% de la superficie sembrada presentara estado de bueno a muy bueno, con lotes excelentes, un 15 % en estado bueno y desarrollo de planta medio y el 10 % en estado de bueno a regular con cierto condicionamiento en su desarrollo por los excesos hídricos.
Los altos porcentajes de humedad y las altas temperaturas fueron propicias para el desarrollo de mancha marrón, mancha púrpura, mancha ojo de rana, roya e insectos como isoca y chinche. Situación controlada en un alto porcentaje por aplicaciones que de acuerdo a las características de cada área o lotes se efectuaron por vía aérea o terrestre, tratando de disminuir la presión y mantener la condición sanitaria en el final del ciclo.
Se estimó un rendimiento promedio entre 35 a 37 qq/ha para esta campaña 2016/2017.
Respecto de la soja de segunda, los cultivares continuaron su crecimiento y desarrollo evidenciando a medida que avanzó su ciclo, indicadores que mostraron la mayor disparidad y heterogeneidad en los lotes y en los distintos departamentos del área de estudio, revelando diferentes impactos ante los eventos climáticos de la última semana de diciembre 2016 y los quince primeros días de enero de 2017.
Indicadores como que en un mismo lote existieran dos estados fenológicos muy marcados, lotes con disparidad en el desarrollo y altura de plantas, diversos y variados grados de enmalezamiento y bajo porcentaje de uniformidad de lotes, hizo complejo todo el tema de controles y aplicaciones, aumentando los mismos con los consiguientes incrementos en los costos.

Te puede interesar