Los jubilados no se pueden defender…

Información General 08/03/2017
Leer mas ...
Es un tema muy gastado, muy expuesto por los mismos jubilados, por la gente próxima a jubilarse y es lamentable que lo último que se arregle siempre sea la condición salarial del jubilado.
Yo nunca osaría decir que mi profesión -docente- estuvo alguna vez muy bien paga. Sostengo que un docente bien formado, que se capacita continuamente y que traspone didácticamente lo que aprende en el aula, debe ganar un sueldo digno, ya que los educadores son los responsables de capacitar a los destinatarios en todas las profesiones. También sin traicionar mi trayectoria docente, opino que se deben buscar otras maneras, que no perjudiquen a los más vulnerables, que son los niños y jóvenes. Si verdaderamente se firma una cláusula gatillo, que evita que por la inflación se dé una pérdida del valor adquisitivo del salario, no entiendo porqué no aceptarlo. El año pasado desde Nación -según lo expuesto oportunamente en los medios- se acordó un piso por el que a partir de este año, cada provincia debería fijar los aumentos pertinentes, respetando nuestro sistema federal. Ahora bien, les cuento a mis compañeros docentes que alguna vez se jubilarán, que a partir del día en que se jubilan dejan de ser un referente importante para las autoridades y cada gobierno nos olvida como si fuéramos el descarte, excepto si nos mostramos consecuentes con el poder de turno.
Estoy convencida que una provincia o un país que no valora a los que dieron años a la educación o a cualquier profesión, porque no les pueden hacer un paro, es muy triste.
Aprendí que en la vida debo decidir respetando los principios que me inculcaron mis padres, más allá de lo que me diga una masa de personas. Esta es mi manera de pensar y me gustaría que la respeten, como yo respeto cada ideología, cada actitud, cada decisión.
Mis queridos docentes, las cosas desde afuera se ven mucho más claras, yo confío hoy por hoy en las autoridades gremiales locales, pero no en determinados personajes gremiales que se juegan más un puesto político, que la defensa a un montón de compañeros, que sólo pretenden desarrollar lo que saben hacer, recibiendo a cambio un buen salario o condiciones dignas de trabajo.
En todas las profesiones los jubilados dejan de tener voz activa… claman, dicen, gritan… pero ¿quién realmente los escucha? Lo que gana de jubilación un autónomo es vergonzoso. Expliquen de qué manera se hace valer un jubilado, que trabajó toda una vida dedicada a lo que sabe hacer…30, 35 o 38 años como es mi caso y más también.
Los jubilados deberían ser valorados, respetados, amados, no el descarte de la sociedad, son los referentes de los que hoy son activos y mañana serán también pasivos…
Desde mi lugar no entiendo los enfrentamientos, odios tan marcados… si sos macrista, si sos peronista, si sos massista, si sos agropecuario, si sos empresario, si sos de izquierda o derecha…¿por qué tanta grieta? Algún día, cuando nos toque partir, deberemos dar cuentas de nuestros actos y de nuestra responsabilidad en los antagonismos y las grietas y en ese momento no podremos explicarle a Dios por qué… porque El ya lo sabe, porque ve en lo profundo y a él no se le puede mentir…
Seamos capaces de escucharnos y respetarnos por más grandes diferencias que tengamos… somos todos argentinos y seremos cada uno juzgado por nuestras acciones y no por las del otro. Los jubilados deben recuperar un espacio de privilegio en la docencia y en todas la profesiones. Los jubilados no se pueden defender porque de ellos nada depende, sólo el legado que dejan y a muchos no les interesa.

Te puede interesar