Pedirán 10 años de cárcel por el robo a vivienda con violencia

Policiales 02 de marzo Por
DIO COMIENZO EL QUINTO JUICIO ORAL Y PUBLICO EN ESTE DISTRITO DESDE EL INICIO DEL NUEVO SISTEMA PENAL
FOTO LA OPINION JUICIO ORAL. Ordenadamente transcurrió la primera jornada del juicio oral y público.
FOTO LA OPINION JUICIO ORAL. Ordenadamente transcurrió la primera jornada del juicio oral y público.
En la víspera dio comienzo el quinto juicio oral y público en Rafaela desde que está vigente el nuevo sistema procesal penal santafesino en febrero de 2014.
El delito que llevó a esta instancia, es el robo con uso de armas, golpes e intimidaciones recibidos por tres personas de origen extranjero -dos colombianos y un ecuatoriano- en la ciudad de Frontera, departamento Castellanos.
El procesado en este juicio, un joven nacido hace 21 años en Buenos Aires, de profesión mecánico, llamado Adrián Lionel Bolches, ahora residente en San Francisco (Córdoba), está acusado penalmente como coautor del delito de “robo calificado por el uso de armas en concurso real con privación ilegal de la libertad con violencia y amenazas”.
Adrián Lionel Bolches está siendo juzgado por lo ocurrido el domingo 3 de julio del año pasado en una vivienda de la ciudad de Frontera en la que viven las tres víctimas, cuyos nombres son Alexis Zambrano, Jesús Escobar Erazu y Alberto Mauro Escobar Moreno.
Preside el juicio oral la jueza Cristina Fortunato, participando el fiscal del MPA Martín Castellano y por la defensa técnica del imputado el abogado Roberto Rolandi.
Durante la audiencia, el procesado Bolches eligió no declarar.

ALEGATO DE
APERTURA

Según lo esgrimido por el fiscal actuante, Martín Castellano, durante el alegato de apertura, este señaló que, “en el marco de la presente investigación fiscal, este Ministerio Público de la Acusación ha formalmente acusado al imputado Adrián Lionel Bolches por los delitos de 'robo calificado por el uso de armas en concurso real con privación ilegal de la libertad con violencia y amenazas'. “Esos hechos se le atribuyen al imputado aquí presente en calidad de coautor”.
“En el contexto de la investigación penal preparatoria -siguió Castellano- se ha atribuido a Bolches los siguientes hechos: en fecha 3 de julio de 2016 a las 21:40 el imputado Bolches y otro sujeto aún no identificado, se apoderaron de manera ilegítima y mediante el ejercicio de violencia de bienes de propiedad de Alexis Zambrano, Jesús Escobar Erazu y Alberto Mauro Escobar Moreno, en particular de cuatro teléfonos celulares de distintas marcas y modelos, dinero en efectivo por $ 1200 y una motocicleta Zanella 200 de color rojo”.
“Para ello -continuó el fiscal- ingresaron al domicilio ubicado en calle 3 número 2175 de la ciudad de Frontera, portando el imputado un arma de fuego tipo revólver calibre 38, y el segundo de ellos una navaja marrón que en ambos casos utilizaron para amedrentar a las víctimas, exigiéndoles la entrega de sus pertenencias”.
“El imputado Bolches además, utilizó el arma de fuego de manera impropia para golpear a la víctima Zambrano en la cabeza, causándoles hematomas; en Erazu, quien sufrió hematomas en el cuero cabelludo, además de patadas aplicadas a las víctimas en distintos sectores de sus cuerpos”, agregó.
“Asimismo los imputados privaron de la libertad a Zambrano, Escobar y Erazu, puesto que los ataron con los cordones de las zapatillas para inmovilizarlos y luego apoderarse de manera ilegítima de los bienes de las víctimas”, cerró el fiscal.
El funcionario del MPA adelantó que solicitará 10 años de prisión de cumplimiento efectivo.

LA DEFENSA
A su turno, el abogado defensor Roberto Rolandi rechazó lo dicho por el fiscal, argumentando que “En el proceso de investigación no existió certeza, sobre que no se ha acreditado en ningún momento, que los bienes robados sean de las víctimas”.
El letrado sostuvo además que, “tampoco se mencionó la gravedad de las lesiones de las víctimas, ni como el imputado ingresó a la vivienda. Tampoco pudo atar con cordones a las víctimas teniendo el arma en la mano”.
Por ello, Rolandi pidió el “in dubio pro reo” (principio jurídico de que en caso de duda, por ejemplo, por insuficiencia probatoria, se favorecerá al imputado o acusado); solicitando la absolución y la libertad inmediata de su defendido.

TESTIGOS
Los testigos propuestos por el fiscal son 11 en total. 6 de ellos declararon ayer y el resto lo hará hoy. Por su parte, el abogado defensor Eduardo Rolandi, propuso un testigo.
El fiscal Castellano pidió en primer lugar se incorpore como prueba la declaración de una de las víctimas -ya regresó a Colombia-, Alberto Mauro Escobar Moreno, quien el 23 de noviembre último, en un video grabado en los Tribunales locales y bajo juramento, confirmó todas las imputaciones agregando que los delincuentes estaban “alterados”.
Otra declaración muy esperada para el día de hoy es la de la testigo Celeste Ramírez.
Celeste -según dijo Alberto Escobar- era “la pareja” de Rubén Zambrano quien ya regresó a su país. Durante la relación, Rubén Zambrano le habría dado copia de las llaves de la casa, y según testimonios de la víspera, cuando Zambrano regresó a Colombia, Celeste se puso de novia con el procesado Adrián Bolches.
Recordemos que los ladrones tenían llave de la casa y no ejercieron violencia para ingresar.
En el terreno de las hipótesis Celeste estaría muy comprometida y no se descarta que pueda quedar como imputada luego de su declaración testimonial.
Otros testigos que declararon en la víspera fueron el policía Miguel Angel Gómez, de 25 años, quien ratificó que “la cerradura no fue violentada”. Y que, “Celeste tenía una copia de la llave cuando era novia de Rubén Zambrano”.
Oscar Alberto Zabala, de 29 años y también policía ratificó que, “las víctimas tenían golpes en la cabeza y en las costillas, propinadas por quien portaba el arma de fuego. Las víctimas fueron trasladadas al Hospital Iturraspe donde se constataron lesiones”, señaló.
El policía también recordó que el 2 de septiembre pasado se realizó un allanamiento en el domicilio del padre del imputado en San Francisco, donde Bolches fue detenido y también se secuestró su campera, identificada por varios en la jornada de ayer.
Mariano Pogliani, de 38 años, policía y jefe de la Comisaría 6ª de Frontera, ratificó que en el “perfil de Facebook de Celeste Ramírez había fotos de Bolches”, lo cual fue incorporado como prueba.
Bolches estaba también -según los dichos del jefe policial- en la casa de Celeste cuando se hizo un allanamiento el 12 de julio pasado y se secuestró uno de los celulares robados.
Julio Valenzuela, de 34 años, también policía, declaró por su participación en el allanamiento del 2 de septiembre cuando se detuvo a Bolches.
Finalmente declaró el Dr. Helio Pellerano, de 46 años, médico colaborador de la policía de Frontera, quien confirmó la existencia de las lesiones en las víctimas.
El segundo capítulo de esta historia comenzará a revelarse hoy a partir de las 8, cuando comience la segunda jornada de este juicio oral.

Te puede interesar