Moscardo se retira de la dirigencia vecinalista

Locales 17/02/2017 Por
El titular de la Vecinal de barrio Garay y de la Federación de Entidades Vecinales no irá por una nueva reelección. Hoy vence el plazo para presentar listas ante el Municipio.
FOTO ARCHIVO MOSCARDO. En marzo deja la presidencia de la FEV.
FOTO ARCHIVO MOSCARDO. En marzo deja la presidencia de la FEV.
"No voy a ir por una nueva reelección. Desde el 2005 presido la Comisión Vecinal de mi barrio, Juan de Garay, y desde el 2011 la Federación de Entidades Vecinales (FEV). Pero tras un llamado de atención a mi salud, y por recomendaciones médicas y los pedidos de la familia, he optado por retirarme de la actividad vecinal. En realidad, me guardan un lugar en la lista, creo que como síndico, pero tengo que bajar un cambio", admitió el polifacético dirigente Héctor Moscardo. "Tengo 78 años, no estoy muy convencido de dejar pero la salud está primero", agregó tras recordar las sugerencias de sus médicos Roberto Vitaloni y Eduardo Marzioni. 
De todos modos, Moscardo continuará en su rol de gerente de la Liga Rafaelina de Fútbol y como integrante de la conducción del Club de los Abuelos de calle Palmieri. "Si bien vivía acelerado, tengo que bajar dos cambios pero no detenerme", reflexionó entre risas. "Tengo el vicio de donde me meto cumplir, asumir desafíos y responsabilidades, no estar de relleno. Ahora el pedido de la familia me hizo recapacitar un poco", agregó. 
El dirigente de barrio Garay hizo el anuncio el día antes de que venza el plazo para la inscripción de listas de candidatos para las elecciones de renovación de autoridades vecinales de los 39 barrios de la ciudad, previstas para el domingo 19 de marzo. Hasta hoy a las 13 hay tiempo para presentar esas listas en el área de Vecinales de la Municipalidad. 
Moscardo anunció que su sucesor en la presidencia de la Vecinal de barrio Garay será Julio Barberis, quien está a cargo de la Secretaría de la entidad desde hace 12 años por lo que "habrá continuidad". 
"Me voy muy satisfecho. La FEV recuperó presencia en la ciudad y participación en diversos espacios institucionales, como el Consejo Consultivo Social, en el Consejo de Seguridad o en el Instituto Municipal de la Vivienda. Es decir, la FEV recuperó su rol de mediador entre las instituciones y el vecino común. Me voy contento con todo lo que hice, aunque no pude cumplir mi sueño de estar en el mandato e inaugurar la sede propia de la vecinal de mi barrio, más allá de que está próximo el inicio de la construcción", sostuvo Moscardo. "Jamás reclamé un puesto para mí o para mi gente. Nada. Quiero a mi barrio y a mi ciudad, desde ese lugar siempre quise sumar. En todos los ámbitos donde tuve participación actué de la misma forma", agregó. 





Te puede interesar